Martes, 14 de Octubre de 2008

Optimismo en Europa y prudencia en EEUU

Los mercados se recuperan, pero el Nasdaq cede más del 3%

AINHOA LARREA ·14/10/2008 - 22:45h

Tras la debacle bursátil del viernes y la fiesta alcista del lunes, los mercados van recuperando la moderación. En el Viejo Continente, ayer se mantuvo el tono optimista y los principales índices registraron avances cercanos al 3%, pero, al otro lado del Atlántico, la desconfianza volvió a hacerse presente y Wall Street despidió la jornada en números rojos. Los planes de rescate de Estados Unidos y los gobiernos europeos fueron, en ambos, determinantes, aunque recibieron distinta acogida por parte de los inversores.

Interpretación mixta, por tanto, a unas medidas que la Administración Bush y los Ejecutivos comunitarios han diseñado para garantizar la estabilidad financiera, aunque en EEUU también influyó negativamente la preocupación por los resultados empresariales y la caída de las tecnológicas (el Nasdaq retrocedió más del 3%).

La volatilidad sigue dominando los parqués, y el comportamiento oscilante de la bolsa neoyorquina restó fuelle a las plazas europeas, que durante horas registraron fuertes subidas impulsadas, también, por el cierre de las bolsas asiáticas (el Nikkei japonés escaló un 14,15%). Al final, Londres, ganó un 2,97%; Fráncfort, un 2,68%; y París, un 2,36%.

En España, el Ibex reconquistó los 10.000 puntos, después de anotarse un repunte del 2,7%. El selectivo continúa en la senda de la recuperación, tras una semana negra en la que cayó un 21,2%, y ayer llegó a experimentar subidas de hasta el 6%. La aprobación del plan de apoyo a la banca y el dato del IPC de septiembre que se conoció ayer (cuatro décimas menos que en agosto, bajó al 4,5% interanual) tuvieron un efecto positivo, pero su empuje se vio frenado por la indecisión de Wall Street, que abrió con un alza del 3%, se desinfló y acabó dejándose un 0,8%.

Los grandes valores del Ibex cerraron con importantes ganancias, aunque el mayor protagonismo correspondió a los títulos bancarios. El Santander fue una excepción, pues sólo ganó un 0,88%, tras confirmar que adquirirá el 100% del estadounidense Sovereign.

El Euribor sigue a la baja

Cuando la semana pasada los bancos centrales de Europa y EEUU acordaron una rebaja coordinada de los tipos de interés, el Euribor no respondió con el descenso esperado, pero después reaccionó y acumula ya tres días consecutivos a la baja: el indicador de referencia para la concesión de la mayoría de préstamos hipotecarios cedió ayer siete centésimas, hasta el 5,358%, y sigue alejándose del máximo histórico que su cotización diaria alcanzó el pasado día 2 (5,526%).