Martes, 14 de Octubre de 2008

"Mi marido sólo puede votar por otro blanco"

La crisis económica ha golpeado a la familia de Carole Hildebrand

ISABEL PIQUER ·14/10/2008 - 22:16h

Carole Hildebrand.

Carole Hildebrand no sabe si podrá pagar la hipoteca el mes que viene. Ella y su marido, Mark, compraron su casa en la avenida de Pensilvania hace doce años y pagan 500 dólares al mes. Les quedan todavía 45.000 dólares por pagar. Pero ente el precio de la gasolina y que todo está por las nubes, no le salen las cuentas. "Voy a tener que hacer lo que hacen muchos amigos míos, dejar de contestar al teléfono y no mirar las facturas".

Carole habla con la voz corroída por el tabaco. Era electricista y trabajaba para una compañía que mantenía el tendido local hasta que se hirió hace varios años. Desde entonces vive de una pequeña pensión de invalidez, pero sus 2.000 y pico dólares mensuales ya no dan abasto. Y eso que no tienen hijos.

Carole tiene una opinión muy contundente de la crisis y lo dice bien claro en su camiseta amarilla. "Fui a la gasolinera a pedir cinco dólares de gasolina, el empleado se echó un pedo y me dio un recibo".

Youngstown es una de las ciudades de Ohio más afectadas por el reciente colapso del mercado de la vivienda. Carole es una excepción entre sus amigos porque desde el principio de las primarias respaldó a Barack Obama.

Ahora ve con alegría cómo algunos se han pasado a su candidato. Pero tiene una dura batalla en su propia casa. "Mark es republicano. Y no hay forma de convencerle. Es un tío blanco que sólo puede votar por otro tío blanco. No veas cómo vivimos los debates en televisión. No creo que pueda convencerle pero a lo mejor consigo que se quede en casa".

Noticias Relacionadas