Martes, 14 de Octubre de 2008

UGT alerta del peligro de privatizar la Sanidad

Cándido Méndez denuncia la ruptura del Sistema Nacional de Salud en algunas comunidades autónomas

V. P. ·14/10/2008 - 22:07h

Méndez en rueda de prensa. EDU PARRA.

La Sanidad pública está en peligro. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, sumó ayer su voz a las críticas por las que las bases de su sindicato, la Federación de Asociaciones en defensa de la Sanidad Pública (FADSP), asociaciones de vecinos y otras formaciones sindicales llevan meses movilizándose. UGT y la FADSP presentaron ayer un manifiesto conjunto en que refuerzan su apuesta por el modelo público sanitario en detrimento de la deriva privatizadora "que rompe con el modelo tradicional de gestión directa y financiación pública".

Méndez se mostró preocupado por "la incorporación de los criterios de mercado en la provisión de un bien social como es la sanidad". Más allá de razones de principios, Méndez aludió a la economía. La sanidad española sale barata: "El español es uno de los sistemas más eficientes. Es el cuarto sistema sanitario de los países desarrollados. Da empleo a 1.100.000 personas y en él solo se invierte un 5,8% del PIB. Otros países de nuestro entorno invierten hasta un 33% más y no tienen más calidad", explicó.

El presidente de la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, Marciano Sánchez, recordó que los nuevos hospitales de gestión privada de Madrid, funcionan peor que el resto.

Más allá de la denuncia de la creciente inclusión de la empresa privada en la gestión la sanidad, Méndez reclamó más financiación para la sanidad. "Por diferentes razones, hay una insuficiencia general en la financiación sanitaria. Esto está en relación con el aumento de población", aseguró.

Reparto de dinero rígido

El secretario general de UGT criticó la rigidez del actual sistema de financiación autonómica, que al no tener partidas directas para la sanidad, deja en manos de cada comunidad la decisión de cuánto dinero le dedica. Además, arremetió contra el Gobierno de Aznar, el responsable, dijo, de que cuando se transfirieron las competencias de Sanidad a las comunidades autónomas, "no tuviera en cuenta un mecanismo de reestructuración dinámica".

La FADSP y UGT piden al Gobierno y a los ejecutivos autonómicos que "defiendan los valores, principios, valores y fundamentos en los que se inspira el Sistema Nacional de Salud". ¿Cuáles son? Para "la mayoría de la ciudadanía", la Sanidad pública "representa un logro social y un reparto redistributivo de la riqueza con el que se identifica y un referente que genera confianza", señala el manifiesto.

Méndez apostó por dotar de más recursos al llamado fondo de cohesión, la partida con la que el Ejecutivo central se vale para intentar acabar con las desigualdades entre comunidades. También pidió que el debate sobre la sanidad entre a formar parte de las mesas de diálogo social.

Noticias Relacionadas