Martes, 14 de Octubre de 2008

El Estatuto manchego arranca con polémica en el Congreso

Reuters ·14/10/2008 - 20:09h

La tramitación parlamentaria de la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha arrancó el martes con polémica, ya que dos diputados del PP por Murcia votaron en contra de la toma en consideración del texto, porque este incluye la derogación del trasvase Tajo-Segura en 2015.

El presidente castellano-manchego, José María Barreda, defendió el martes la reforma del texto estatutario en el Congreso de los Diputados y advirtió que pediría a las Cortes de Castilla-La Mancha que lo retiraran si se modifica de forma sustancial.

"No hay agua bastante. Y habrá menos en el futuro", declaró desde la tribuna de oradores. "Descalifico el trasvase por ineficaz e inservible a medio y largo plazo", manifestó. Las regiones de Murcia y Valencia se oponen a la derogación del trasvase.

"Los castellano-manchegos no somos insolidarios. Desde que funciona, se han trasvasado casi 10.000 Hm3 (para que sus señorías tengan una referencia, les diré que 1 Hm3 equivale al agua que llenaría el Estadio Santiago Bernabeu)", agregó.

votar a favor - y se opusieron.

"Lo nuestro hoy era un tema de conciencia y de coherencia", dijo a periodistas en los pasillos del Congreso Arsenio Pacheco, uno de los diputados del PP que se opusieron.

Finalmente la toma en consideración se aprobó con 315 votos a favor y 3 en contra.

Ahora comienza el plazo para la presentación de enmiendas y la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, recordó durante su intervención en el hemiciclo que el Congreso tiene potestad para modificar los estatutos propuestos por las comunidades, si bien lo harán "mediante el diálogo, el debate y la voluntad de alcanzar el acuerdo".