Miércoles, 15 de Octubre de 2008

Carlos Fuentes: "Los traficantes mexicanos son puro Cantinflas"

El escritor mexicano presenta su última novela, La voluntad y la fortuna

CARLOS PRIETO ·15/10/2008 - 11:25h

La cabeza de Josué aparece decapitada en una playa del Pacífico. Contra todo pronóstico, pese al corte a machetazos, no ha perdido la capacidad de hablar… sin parar. La cabeza no sólo nos recuerda las andanzas de Josué sino que, en su rol de narradora de la última novela de Carlos Fuentes, aprovecha para repasar la convulsa historia mexicana contemporánea.

En efecto, cincuenta años después de publicar La región más transparente (la RAE prepara una edición conmemorativa), Fuentes ataca de nuevo con La voluntad y la fortuna (Alfaguara, 2008), uno de esos frescos fuentesianos que desbordan lo literario. “Los novelistas no sólo reflejamos la realidad, creamos realidad; aunque sean realidades paralelas”, afirmó ayer en un encuentro con la prensa. Así, además de narrar, a través de una cabeza, la relación entre Josué y Jericó (“Siempre me parecieron curiosas las historias de amigos del alma trasformados en enemigos irreconciliables”), Fuentes reflexiona sobre una sociedad mexicana que, azotada por la violencia, parece al borde del descerebramiento. “No sabemos cómo combatir al narco”, afirmó.

Frontera problemática

“¿Qué ocurre cuando los recursos de la democracia no son suficientes para detener el crimen?”, se preguntó. Antes de caer en la tentación de perder la cabeza y ponerse en manos de un “hombre fuerte”, la sociedad debe, según Fuentes, ir a la raíz del problema: “Los traficantes mexicanos, pobres diablos, son puro Cantinflas. El origen del problema está en EEUU. ¿Quién consume la droga mexicana? ¿El Espíritu Santo? Legalizar la drogas acabaría con el tráfico. Pero tienen que hacerlo varios países a la vez”, aseguró.

Y es que, según Fuentes, el hecho de compartir frontera con EEUU tiene más de quebradero de cabeza que de oportunidad, aunque, en algunos aspectos, la relación ha mejorado por pura dejadez imperial: “América Latina ha desaparecido de la pantalla americana. ¿Usted cree que hace treinta años Lula podría haberse llevado bien con Bush y con Chavez? A Goulart le tumbaron en 1964 por tener buena relación con la Cuba revolucionaria. Lula tiene ahora un poder más sólido”, dijo.

Para acabar, el escritor ‘aclaró’ el origen de la idea de la cabeza parlante. “Es un misterio. La escritura tiene un componente onírico. El subconsciente es incontrolable”, aseguro. La actualidad informativa también: Fuentes no dejó pasar la oportunidad de decir que “ganará Obama” y que “es el fin del capitalismo desregulado”. ¿Cuántas veces puede uno escuchar lo mismo sin perder la cabeza? Es un misterio.