Martes, 14 de Octubre de 2008

AENA perderá 130 millones este año aunque preveía ganar ocho

La crisis desinfla una venta rápida del 30% del ente público de aeropuertos

SUSANA R. ARENES ·14/10/2008 - 20:57h

AENA incumplirá la entrada en beneficios prevista para este año. La empresa pública Aeropuestos Españoles y Navegación Aérea (AENA) no solo no ganará los 8,6 millones de euros previstos, sino que perderá 130,5 millones. Esto significa que los números rojos se multiplicarán por trece en comparación con los 10 millones de pérdidas del año pasado, según la estimación de las cuentas que aparece en los Presupuestos Generales del Estado recién presentados.

La crisis y el alza del precio del petróleo explican los números rojos 

Fuentes del Ministerio de Fomento -que confirmaron a este diario que AENA no lograría beneficios- explican que la crisis y el alza del precio del petróleo hasta julio ha hecho mella en las aerolíneas, que "han ajustado la oferta", pero también en la demanda, ya que "ha caído el número de viajeros". Entre enero y septiembre, el volumen de pasajeros bajó un 0,4% y un 9% en septiembre en comparación con el mismo mes de 2008. Esto se traduce en que AENA ingresará 205 millones menos de lo previsto, sólo 3.125 millones, según los Presupuestos. El ente público confirmó ayer esta previsión y su diagnóstico.

Con pérdidas, AENA no se presentará igual de atractiva para el cambio de modelo que anunció el Gobierno en julio bajo el que planea vender hasta un 30% del capital. No obstante, lo que al principio parecía un proyecto que se iba a concretar rápido, ahora se desinfla por la crisis, especialmente la financiera, que no aconseja decidir ahora una salida a bolsa o buscar accionistas privados. Un portavoz de AENA recordó que la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, declaró que el proceso podría durar hasta dos años. La razón principal es que hay que separar AENA en dos empresas, una para aeropuertos y otra para navegación aérea.

Dinero futuro para las arcas públicas

Los más de 3.000 millones de euros que, según una estimación muy conservadora, irían a parar a las arcas públicas por la venta de hasta un 30% de AENA y servirían de un gran alivio ahora que el superávit ha desaparecido, tendrán que esperar. No sólo porque el trámite de separar AENA en dos empresas distintas lleva tiempo, sino porque las recomendaciones del mercado recibidas por el Ministerio de Fomento aconsejan esperar, según fuentes conocedoras del proceso. Las empresas interesadas en AENA cuentan con que el proceso va para largo, como dejó claro la semana pasada el secretario general de Transportes, Fernando Palao. Las constructoras están deseando que se decida el modelo, pero advierten que, si entran, es para mandar.

Noticias Relacionadas