Martes, 14 de Octubre de 2008

El precio de los bienes de consumo se frena para adaptarse a la crisis

El IPC de septiembre se moderó hasta el 4,5% gracias a la caída de los combustibles

B. CARREÑO ·14/10/2008 - 20:32h

El castizo “no hay mal que por bien no venga” tiene su reflejo en el efecto de la crisis sobre la evolución de los precios. A mayor debilidad económica, menor consumo y mayor contención de los precios. Este efecto, sumado a la caída del crudo (que se prolonga desde agosto), ha moderado la inflación de septiembre hasta el 4,5%, frente al 5,3% que marcó dos meses antes en su máximo de julio.

Las prendas de vestir son una muestra de la adaptación de los precios de los bienes de consumo a la nueva realidad.  Pese al desembolso que supone el cambio de temporada y el inicio del curso escolar, el conjunto del sector repuntó un tímido 0,5% y las piezas más expuestas al consumo estacional, las femeninas, vieron cómo sus precios se redujeron un 0,2% respecto a septiembre del pasado año.

Las únicas subidas reseñables en los textiles son las de la ropa interior, validando esa creencia económica popular de que en una crisis, la lencería siempre aguanta mejor el tirón. No hay que olvidar, en cualquier caso, que las prendas textiles arrastran años de moderación por la deslocalización de la producción a Asia.

Lavadoras más baratas

Otro de los segmentos de consumo que ha registrado una caída de precios frente al año pasado es el de los electrodomésticos, que en conjunto caen casi un 1% sobre el año pasado. Los mayores recortes los registran las lavadoras, lavavajillas y frigoríficos que han recortado su precio en un 2,2%, lo que para una lavadora media (360 euros) supondría un abaratamiento de 8 euros. También las cocinas y hornos experimentan descensos. Ayer mismo, el director general de Fagor reconocía en declaraciones a Efe que se había vendido un 17% menos de electrodomésticos desde enero, unos 100.000 aparatos.

Por su parte, la venta de automóviles cayó en septiembre más de un 30% y su precio medio continuó a la baja, al caer un 0,1% frente al mismo mes del año anterior, aunque suaviza sus recortes en el precio que en algunos meses superó el 1% de caída.

El combustible se abarata

El descenso del precio del crudo desde mediados de agosto se ha aliado con el parón del consumo. Los precios de los combustibles cayeron en septiembre un 2,8% sobre agosto (el crudo lo hizo en un 14%)  pese a lo cual en el año repuntan el 15,7%. Si el petróleo finaliza octubre a los niveles actuales (por debajo de los 80 dólares) debería haber un frenazo en el precio de los carburantes, ya que se habría igualado al precio de otoño de 2007.

La estanflación (crecimiento negativo y precios altos) se aleja así de la economía española. Aunque el crecimiento económico está en entredicho, la debilidad no vendrá a priori acompañada de altas tasas de inflación. El servicio de estudios de las cajas de ahorros, Funcas, prevé que en diciembre el IPC se sitúe en el 2,7%, por lo que la media estará en el 4,2%, mientras que en 2009 rondará el 2,2%.

Noticias Relacionadas