Martes, 14 de Octubre de 2008

McCain tiene la última oportunidad frente a Obama en un debate

Reuters ·14/10/2008 - 17:55h

El republicano John McCain tendrá el miércoles su última oportunidad de enfrentarse directamente a su rival demócrata, Barack Obama, en un debate en el que espera reavivar su alicaída candidatura a presidente de Estados Unidos.

A tres semanas de las elecciones del 4 de noviembre, McCain se está quedando sin tiempo y oportunidades de detener el impulso de Obama y reformular una carrera a la Casa Blanca que parece volcarse definitivamente a favor del demócrata.

El encuentro de 90 minutos en la Hofstra University de Hempstead, Nueva York, a las 21.00 hora local (01:00 GMT) será el tercero y último debate entre los candidatos presidenciales y también la última vez que podrán dirigirse a una audiencia televisiva de alrededor de 60 millones de personas.

"No estoy seguro sobre si el debate será un éxito o un fracaso para McCain, pero tiene que ser el inicio de cualquier argumento final exitoso en esta carrera", dijo Fergus Cullen, jefe del Partido Republicano de New Hampshire.

Obama ha logrado una sólida ventaja sobre McCain mientras la profundización de la crisis económica concentró toda la atención de la campaña. Sondeos de opinión muestran que los votantes prefieren el liderazgo económico del senador por Illinois.

McCain desperdició las otras dos oportunidades que tuvo de debatir con su rival, que fue considerado el ganador de ambos encuentros en sondeos posteriores.

"Los dos primeros debates presidenciales no cambiaron demasiado la discusión", dijo Cullen. "Pero muchas cosas pueden cambiar en tres semanas", agregó.

McCain está intentando encontrar un mensaje coherente mientras la economía domina todas las discusiones electorales.

La campaña de McCain atacó a Obama la semana pasada por su asociación con un ex radical de la década de 1960.

Los republicanos estimaron que McCain no va a volver a dirigir ataques personales contra Obama en el debate, que según sondeos de opinión no funcionaron bien y tuvieron el efecto negativo al aumentar la imagen desfavorable de los votantes.

Pero algunos de sus partidarios esperan que su candidato siga diferenciándose de Obama delineando claramente sus prioridades como presidente.

"No preveo una lucha feroz, a pesar de que es lo que muchos están pidiendo", dijo Katon Dawson, jefe del Partido Republicano de Carolina del Sur, donde McCain sufrió su peor derrota en las primarias de 2000 y una de sus mayores victorias en la nominación de este año.

"Quiero ver al John McCain que volvió para ganar Carolina del Sur este año, y ese es un hombre honorable con una visión para Estados Unidos", dijo Dawson.