Martes, 14 de Octubre de 2008

Zapatero y Rajoy abordan la crisis financiera en La Moncloa

Reuters ·14/10/2008 - 16:42h

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, está reunido desde las 17:30 horas en La Moncloa con el líder de la oposición, Mariano Rajoy, para abordar la crisis financiera internacional y sus repercusiones en España.

Zapatero ha bajado las escalera de entrada al recinto presidencial y ha recibido a Rajoy junto al vehículo que le ha llevado a La Moncloa. Tras un apretón de manos, ha dado comienzo la reunión.

Una hora antes, el presidente del Gobierno tuvo un duro intercambio de palabras con el portavoz 'popular' en el Senado, Pío García Escudero, sobre la crisis económica, cuyo juego político calificó de "hipócrita" por preguntarle por qué el Ejecutivo no previó la actual situación.

Cuando ayer se anunció la fecha de la reunión, Zapatero indicó que se iba a esforzar para que existiera "el mayor terreno de entendimiento, especialmente en lo que afecta a este respaldo al sistema financiero", en una rueda de prensa posterior a un Consejo de Ministros extraordinario que aprobó las nuevas medidas económicas adoptadas el domingo por el Eurogrupo en París.

El presidente anunció hace ya dos semanas que invitaría a Rajoy para hablar de economía y buscar puntos de encuentro ante la situación financiera internacional, aunque hasta ayer no se supo la fecha de la cita.

El líder de la oposición se mostró muy escéptico sobre su encuentro con Zapatero, una reunión de la que dijo no esperar grandes cosas, porque las decisiones ya están tomadas.

"Ha querido (Zapatero) que vayamos a conocer lo que ya sabemos a través de los periódicos", dijo Rajoy en Madrid sobre unas decisiones económicas que el Gobierno "no ha querido pactarlas con nosotros".

"Las medidas de la UE son buenas para arreglar los problemas de los bancos, pero en ningún caso son suficientes para arreglar los problemas de las trabajadores, las familias y las empresas españolas", añadió el líder del Partido Popular.

El Gobierno ha anunciado una serie de medidas para contrarrestar la crisis, como el incremento de la garantía mínima de los depósitos bancarios hasta los 100.000 euros y la creación de un fondo del Tesoro de hasta 50.000 millones de euros para comprar activos "sanos" de entidades financieras y apoyar así la financiación de las empresas.

Rajoy ha dicho en todo momento que el Partido Popular está dispuesto a colaborar con el Ejecutivo ante la difícil coyuntura, pero a la vez ha criticado duramente su política económica y los presupuestos presentados para 2009.

Los encuentros preparatorios mantenidos por el ministro de Economía, Pedro Solbes, y el responsable económico del PP, Cristóbal Montoro, no auguran grandes resultados de la cita entre Zapatero y Rajoy, que ya había advertido de que no quiere ir a Moncloa "para una foto".

El presidente del Gobierno anunció el lunes que el Estado podría garantizar hasta 100.000 millones de euros en la deuda nueva que contraigan los bancos este año, dentro de un paquete de medidas acordadas por gobiernos europeos para reforzar los bancos.