Martes, 14 de Octubre de 2008

Denuncian graves negligencias tras la muerte de una anciana en una residencia

EFE ·14/10/2008 - 18:13h

EFE - El Ayuntamiento de Alcorcón ha denunciado "graves negligencias" tras la muerte de una anciana en la residencia AMMA "Gerogestión". El pasado diciembre fueron cerradas varias residencias en Madrid por su deficiente servicio, entre ellas la San Eduardo que operaba en San Sebastián de Los Reyes, a la que corresponde la foto.

El ayuntamiento de Alcorcón ha denunciado hoy "graves negligencias" tras la muerte de una anciana en la Residencia concertada AMMA "Gerogestión" de la localidad y pide a la Comunidad de Madrid que "abra una investigación de inmediato para esclarecer lo ocurrido".

En concreto, el ayuntamiento ha admitido haber recibido tres denuncias de familiares en las últimas semanas, "dos de ellas muy graves"- ha asegurado Antonio Elviro, concejal de Salud y Mercados de Alcorcón, que en uno de los casos habrían causado supuestamente la muerte a una residente, y, en otro, el inicio de gangrena en una pierna.

Los hechos denunciados sucedieron el pasado día 22 de septiembre, cuando una residente de 86 años fue hallada tirada en el suelo a las siete de la mañana y el servicio médico de la propia residencia no la atendiera hasta siete horas después, momento en el que consideró necesario su traslado a un hospital.

El mismo día, a las seis de la tarde, la anciana tuvo que ser ingresada de urgencia en el Hospital Fundación de Alcorcón, con un pronóstico grave, donde falleció a las ocho de la mañana siguiente debido, supuestamente, al desvanecimiento del día anterior.

El segundo caso de supuesta negligencia ocurrió también el día 22 de septiembre, cuando los familiares de otra residente de 82 años fueron informados por el equipo asistencial de que se había practicado un vendaje en el pie izquierdo de la mujer como consecuencia de una herida.

El 30 de septiembre, los familiares de esta segunda anciana fueron llamados para trasladarla al Hospital Fundación de Alcorcón, después de que estos se hubieran percatado de que "el vendaje no era correctamente cambiado" y sin haber recibido con detalle, según las mismas fuentes, explicaciones sobre el alcance de la herida.

En el centro hospitalario, los servicios de urgencias detectan una esquicia irreversible (gangrena) en el pie izquierdo de la paciente, encontrando como única solución la amputación de la extremidad, a la que finalmente la familia no accede por la edad y delicada situación de la mujer.

Ambos sucesos han sido denunciados en el Ayuntamiento de Alcorcón, y en el primer caso también ante la Comunidad de Madrid, la propia residencia y ante la Policía nacional de Alcorcón, mientras que en segundo de los casos, la hoja de reclamación sólo ha sido elevada ante la Comunidad.

"Ante la gravedad de los hechos y la aparición de estos casos en tan poco tiempo, entendemos que como representantes de los ciudadanos de Alcorcón necesitamos una respuesta inmediata de lo acontecido y las medidas necesarias para evitar que esto vuelva a suceder", afirma el concejal Antonio Elvira.

"Como ayuntamiento queremos comprobar estas denuncias y como no tenemos competencias para contratar ni revisar el centro, hemos pedido una reunión urgente con los responsables de la Comunidad de Madrid para que abran una investigación de forma inmediata que ayude a esclarecer lo ocurrido", ha añadido la concejala de Servicios Sociales del ayuntamiento.