Martes, 14 de Octubre de 2008

Armstrong: "Sería increíble que no me invitaran al Tour"

Los recelos franceses hacia el ciclista texano podrían hacer que sólo corriera el Giro de Italia

AGENCIAS ·14/10/2008 - 17:06h

El ciclista estadounidense Lance Armstrong insiste en que el Giro de Italia podría ser su única carrera de tres semanas en 2009 dado las "dudas" que existen sobre su presencia en el Tour de Francia por sus "problemas" con los organizadores y dejó claro que sería "increíble" que no le invitasen.

"No tengo ninguna experiencia en el Giro, pero iré para intentar ganar. Quizás sea la única carrera de tres semanas que dispute en 2009, porque a día de hoy, sobre el Tour hay muchas dudas", comentó Armstrong en una entrevista a la Gazzetta dello Sport.

El texano, siete veces ganador de la 'Grande Boucle', recalcó la "importancia" de la ronda francesa, pero confesó que con "los problemas" que tiene con "los organizadores, los periodistas y los aficionados" se podría "distraer" de su verdadera "misión", que no es otra que la de "concentrar la atención mundial sobre la lucha contra el cáncer".

De todos modos, el americano espera "una solución diplomática y pacífica". "Antes de anunciar mi retorno, contacté con los organiadores, pero aún no me han respondido. ¿Si hay una posibilidad de que no me inviten al Tour? Todo es posible, pero lo encontraría increíble. Quiero estar en París, pero en una situación de serenidad", advirtió.

Sobre su participación en el Giro, Armstrong tenía la idea en la cabeza "desde hace mucho tiempo", pero no tomó la decisión "hasta la semana pasada". Ahora, acabará "con la laguna" de no haber competido en la carrera italiana y lo hará "en el Giro del Centenario". "He vivido cinco años en Italia, tengo muchos amigos y tengo la posibilidad de sensibilizar a este país en la lucha contra el cáncer", añadió al respecto.

"Estaré a disposición de todos los controles"

El texano sigue rodeado por las sospechas sobre su 'limpieza'. Para evitar cualquier confusión, ha contratado a Don Catlin, miembro de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), del que se duda su independncia.

Armstrong ficha a un miembro de la AMA ante las dudas sobre su limpieza

"Lo pagará el equipo, no yo, pero puede trabajar gratis. En el campo del dopaje es una autoridad y tiene una reputación indiscutible. De todos modos, estaré a disposición de todos para los controles y la AMA vino hace dos días, los resultados se harán públicos en internet", comentó.

El siete veces ganador del Tour cree que "siempre habrá alguien que dudará" sobre él y opina que las discusiones terminarán si consigue "ir tan veloz en la contrarreloj y escalar las montañas como hace tres años". El americano recordó que este deporte es el "más controlado".

"Me gustaría que se realizasen los mismos controles en otros deportes", aseveró Armstrong, que de Ivan Basso indicó que ya había "pagado" y que había que dejarle "en paz". "Lo veré en Japón y en el Giro, donde será uno de mis favoritos", subrayó.