Martes, 14 de Octubre de 2008

Luis García: "Es una sanción excesiva, no entiendo a qué viene todo esto"

EFE ·14/10/2008 - 17:14h

EFE - El jugador de la selección española de fútbol Fernando Torres durante la rueda de prensa convocada por el equipo en Bruselas, Bélgica. La selección española, líder del grupo, se enfrentará mañana a Bélgica, segunda, en su partido clasificatorio del Mundial de Sudáfrica 2010.

Luis García, futbolista del Atlético de Madrid, calificó hoy como "excesiva" la sanción de la UEFA, que clausuró dos encuentros con opción a otro más el Vicente Calderón y que suspendió por dos partidos al entrenador mexicano Javier Aguirre, tras el duelo frente al Olympique de Marsella.

"La sanción no me parece justa. Para nada. Me parece un poquito desmesurada", valoró el futbolista, que afirmó que "son cosas que pasan en el fútbol y va a haber que aceptarlas" y que opinó, sobre los incidentes de ese partido en la zona de los seguidores franceses, que "tienen que mirarse cómo pasan las cosas".

"Los que estábamos en el campo veíamos todo lo que estaba pasando y estábamos todos preocupados por la situación, incluso llegamos a pensar que se podía parar el partido o no llegar a empezar, pero de ahí a sancionar tres partidos lo veo un poquito excesivo", continuó.

"Y más cuando no son nuestros aficionados los que se meten en un lío y cuando el Atlético no hizo nada para que se pueda llegar a una sanción tan severa", añadió Luis García, que apuntó que la sanción ha sido "muy extraña", porque no hubo "altercados entre las dos aficiones" y "sólo fue algo muy puntual en las gradas del equipo rival".

"Se veía que la policía actuaba. A la otra afición imagino que no le gustaba la actuación de la Policía ni a la Policía cómo actuaban ellos. Se controló todo un poco y no hubo nada más durante todo el partido. Incluso los del Olympique cantaron viva España o algo así. Entonces no entiendo a que viene todo esto", valoró.

Luis García tampoco escuchó gritos racistas contra jugadores del Marsella. "Cuando estás dentro del campo, la verdad es que escuchas pocas cosas. Yo no sé si 'Kun, Kun' (el grito de ánimo de la afición rojiblanca hacia el argentino Sergio Agüero) puede llegar a considerase como grito racista o que ellos lo entiendan así", dijo.

"No llegué a escuchar otra cosa que no fuese esa. Si tratan de grito racista algún silbido a algún jugador por una entrada fea o porque ese jugador pueda ser peligroso y normalmente a los jugadores peligrosos del otro equipo se les suele silbar... Pero yo no escuché otra cosa en particular", agregó.

La plantilla del Atlético se enteró esta mañana de la sanción de la UEFA. "Ha sido un poco impactante y ha llegado todo de repente: el aluvión de dos partidos al entrenador, el dos más uno al estadio y la multa".

Para él, los seguidores rojiblancos son los que "más van a sufrir" la clausura del estadio. "El Atlético, desgraciadamente, lleva muchos años sin estar en esa competición tan linda y los aficionados estaban deseosos de un partido tan importante para ellos como el del Liverpool y lo consiguiente que vienen después. Vamos a ver cómo se recibe esto dentro de nuestros aficionados, que seguramente son los que más los van a sufrir".

También perjudicará al equipo, según explicó Luis García, que admitió: "Todo lo que sea jugar fuera de nuestro estadio va a ser peor para nosotros. Nuestra afición se va tener que desplazar, vamos a tener menos apoyo y va a ser un campo al que no estamos acostumbrados. Es prácticamente todo negativo. Al final, cuando llegue, habrá que mirarlo de otra manera, pero ahora mismo todas las cosas que podamos pensar van en contra de nuestros intereses".

La UEFA, además, sancionó al mexicano Javier Aguirre, entrenador del Atlético, con dos partidos de suspensión. "No nos ha dicho nada y no hemos notado nada en especial, pero no será de su agrado vivir dos partidos tan importantes como esos desde la grada, aunque Anfield lo tiene bastante cerca del banquillo", afirmó Luis García.

En las últimas fechas, a los aficionados españoles se les ha acusado de conflictivos en algunos países de Europa. "Yo no me había fijado hasta ahora. Estuve en Inglaterra tres años y no me había llegado tan fuerte como hasta ahora, que parece que seamos los más malos del mundo", indicó.

"Están llegando por todos los lados, no sólo al Atlético sino a otros equipos. Yo no creo que seamos el país más conflictivo en ninguno de estos aspectos. Lo que pasa es que, no sé por qué, en los últimos tiempos está llegando a Madrid mucha información a lo mejor desinformada", dijo.

Para él, una respuesta desde España en ese sentido sería "bueno para todos". "No sólo para el Atlético, sino para todos, para intentar limpiar un poco nuestra imagen. Muchas veces se ven en la tele otras ligas y se ven cosas que a nadie le gustan y damos gracias de que no se vivan en España", apuntó.