Martes, 14 de Octubre de 2008

El juez Tirado se defiende culpando a la secretaria

El magistrado que no ordenó ejecutar una condena contra el presunto asesino de la menor, cree que la Fiscalía ha creado "de la nada" una falta muy grave, "en donde no existe responsabilidad disciplinaria alguna" por su parte

A, VÁZQUEZ ·14/10/2008 - 16:39h

EFE - El titular del juzgado de lo Penal 1 de Sevilla, Rafael Tirado.

El juez Rafael Tirado considera que la Fiscalía ha creado "de la nada", tras la muerte de la pequeña Mari Luz, "una falta muy grave en donde no existe responsabilidad disciplinaria alguna" por parte del magistrado, "por mucho que se intenten forzar las cosas".

El titular del Juzgado número 1 de lo Penal de Sevilla se opone con este argumento al recurso presentado por la Fiscalía para que el Pleno del actual Consejo General del Poder Judicial eleve la sanción de 1.500 euros que le impuso la Comisión Disciplinaria antes del verano. El fiscal entiende que Tirado cometió una falta muy grave, y no una grave, por la que debe ser suspendido por tres años, por no haber ejecutado hasta más de dos años después de ser firme la condena que impuso al presunto asesino de la pequeña Mari Luz, Santiago del Valle, por abusar de su hija.

Grave error de apreciación

El juez Tirado achaca al recurso presentado por el teniente fiscal del Tribunal Supremo, Juan José Martín-Casallo, "un grave error de apreciación" y haber omitido las actuaciones realizadas para ejecutar la sentencia. Insiste en que él dictó dos autos el 18 de enero de 2006 ordenando la ejecución y en que las diligencias para hacer cumplir lo ordenado corresponden a la secretaria judicial. La de su Juzgado, Juana Gálvez, ha sido suspendida de empleo y sueldo por dos años por el Ministerio de Justicia.

En esta misma línea, Tirado recuerda que el Servicio de Inspección que visitó el Juzgado en noviembre de 2007 no hizo "ningún reproche" al juez y solo realizó advertencias a la secretaria sobre el control de las ejecutorias. También señala que el Estatuto Orgánico Fiscal obliga a los fiscales a velar por que la función jurisdiccional se ejerza conforme a las leyes y en los plazos señalados. "A pesar de esta clara obligación legal, a nadie se le ocurriría exigir al fiscal responsabilidad disciplinaria, porque no se haya cumplido a tiempo lo que el juez ordenó", afirma el escrito de Tirado, en el que consta que ni el fiscal ni la Junta de Andalucía exigieron la ejecución.

En cualquier caso, el juez niega que la muerte de Mari Luz tenga "la más mínima relación con el retraso de la ejecutoria". Pese a ello, "a nadie se le escapa que si dicho acontecimiento no hubiera ocurrido, ni habría expediente, ni recurso, ni sanción para el juez", se queja.

Noticias Relacionadas