Martes, 14 de Octubre de 2008

La mafia quiere muerto al autor de "Gomorra" antes de Navidad

Reuters ·14/10/2008 - 13:14h

La policía italiana está investigando las informaciones que indican que la Camorra napolitana planea cumplir antes de Navidad su amenaza de matar al autor del superventas "Gomorra", un libro sobre la brutalidad de la mafia que también ha sido adaptado al cine.

Desde hace dos años, Roberto Saviano, de 29 años, vive escondido y con protección policial porque la "Camorra", como se conoce a la mafia de su ciudad natal, ha decidido castigarle por el enorme éxito de su libro, que está basado en sus propias investigaciones.

Saviano ha vendido 1,2 millones de ejemplares en Italia de un trabajo que ha sido traducido a 42 idiomas. Ahora que la película basada en el libro es candidata al Oscar, la mafia se ha enojado aún más y quiere matar a Saviano y sus guardaespaldas lo antes posible.

"Hemos lanzado una investigación para verificar qué hay de cierto en esta noticia", dijo a Reuters Franco Roberto, coordinador del escuadrón antimafia de Nápoles.

que recientemente cobró notoriedad en la prensa por el asesinato de seis africanos, lo que desató disturbios de otros inmigrantes - ha pasado a la fase "operativa" y quiere a Saviano muerto para Navidad.

La fuente de la pista fue un "informante" relacionado con el encarcelado padrino de la Camorra, Francesco Schiavone, también conocido como "Sandokan".

La Camorra está involucrada en todos los negocios de Nápoles y zonas aledañas, desde el chantaje y la droga hasta la recogida de basura, tal como documenta en gran detalle el libro de Saviano.

Con la cabeza afeitada, barba oscura, ojos penetrantes y camiseta negra, Saviano se ha convertido en símbolo de la lucha contra el crimen organizado para una nueva generación de italianos.

El lunes cumplió dos años de vivir con guardaespaldas y habló a un programa de radio sobre su relación con el policía que fue su única compañía desde que fue forzado a dejar su hogar.

"Muchos días son terribles", dijo Saviano, que pasa parte de su tiempo practicando boxeo con su guardaespaldas, "que algunas veces me llaman 'capitán'".

El escritor dijo que eran las millones de personas que habían comprado el libro las que realmente preocupaban a la mafia.

"Son los lectores los que han aterrorizado a los jefes mafiosos, no yo", señaló Saviano.

Algunos políticos instaron a la opinión pública italiana a respaldar al escritor.

"Nadie debe tocar a Saviano", dijo la ex ministra del gabinete Giovanna Melandri, denunciando a la Camorra como "uno de los grandes cánceres que asola a nuestro país".