Martes, 14 de Octubre de 2008

La contaminación podría afectar a los monzones en el Himalaya

Reuters ·14/10/2008 - 07:49h

Los altos niveles de contaminación en Asia pueden afectar a la formación de nubes altas en el Himalaya, lo que quizás podría perturbar el desarrollo de monzones y acelerar el derretimiento de los glaciares, indicó el lunes un estudio.

El informe, realizado por científicos en Francia e Italia, descubrió microscópicas partículas en el aire que pueden provocar precipitaciones en una montaña nepalesa, donde está ubicado el observatorio más alto del mundo, a 5.079 metros sobre el nivel del mar.

Es la primera vez que los científicos observan la formación de partículas a tal altitud, mucho mayor que las registradas en estudios previos realizados en Europa y Japón.

"Creemos que se debe a la gran cantidad de contaminación en los valles, que sube y se encuentra con masas de aire limpio que circulan más arriba. Esto crea nuevas partículas", explicó a Reuters Karine Sellegri, una de las autoras del estudio en la Universidad Blaise Pascal, en Francia.

El estudio, publicado en la revisa estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences, señaló que las partículas podrían provenir de la quema de leña en los valles del Himalaya, o que algunas podrían tener un origen natural y ser provocadas de la vegetación.

Sin embargo, los científicos apuntaron riesgos más extensos en este mecanismo de formación de nubes.

"Aumentar los niveles de contaminación en Asia meridional, tendrá consecuencias ambientales para todo el mundo", escribieron.

"El transporte de agentes contaminantes desde las densamente pobladas regiones de India, Pakistán, China y Nepal, hacia los Himalayas, podría llevar a un forzamiento sustancial de radiación (efecto de calentamiento) en Asia meridional", agregaron.

Esto podría afectar la formación de monzones, perturbando el clima regional existente y causar "dramáticos impactos en el derretimiento de glaciares" en los Himalayas, afirmó el estudio.

El panel climático de Naciones Unidas sostuvo el año pasado que los glaciares del Himalaya, que alimentan a ríos y a cientos de millones de personas que dependen de ellos, podrían reducirse a 100.000 kilómetros cuadrados, desde los 500.000 actuales, para 2030.

Aún así, Sellegri agregó que es muy temprano para saber exactamente qué impacto tendrá el aumento de la contaminación en los Himalayas.

"Necesitamos desarrollar más modelos", concluyó la investigadora.

/Por Alister Doyle/