Martes, 14 de Octubre de 2008

La Joven Orquesta UBS Verbier cierra su gira en Madrid, con Thomas Hampson

EFE ·14/10/2008 - 07:59h

EFE - Thomas Hampson (d) como "Don Giovanni" e Isabel Bayrakdarian (i) como "Zerlina" durante el ensayo de la ópera "Don Giovanni' de Verdi en Salzburgo, Austria.

Actualmente hay algunas jóvenes orquestas de gran solvencia, pero al hablar de la Joven Orquesta con mayúsculas, hay que referirse a la UBS Verbier, formada por casi 100 músicos menores de 30 años, y procedentes de 30 países; que ahora recala en Madrid con la presencia del barítono Thomas Hampson.

Será hoy cuando la UBS Verbier actúe en el Teatro Calderón, tras haber buscado, como primera opción el Teatro Real, algo que no pudo ser por no coincidir sus agendas.

La UBS Verbier Festival Orchestra (UBS VFO), fue creada en 2000 y siempre ha contado con músicos solitas de categoría. Como en esta ocasión, cuando será dirigida por el prestigioso director francés Ludovic Morlot, quien anticipó que el repertorio consistirá en piezas de Strauss, Mahler y Rachmaninov.

"Es magnífico tocar con músicos de muy diversas culturas, el lenguaje se hace más universal", comenta Morlot, quien explica que el repertorio "no es ni tópico ni fácil, sino compuesto por piezas complejas" y aptas para músicos que llevan o bien sólo un año en la formación o aquellos que vuelven a ser invitados al año siguiente, y así hasta cinco años seguidos.

Cada año, los músicos de esta sinfónica se reúnen para participar primero en el festival suizo de Verbier, y luego emprenden una gira. Y cuando acaban, cada joven vuelve a sus estudios: "Si en tu currículo aparece la UBS VFO ya es un tanto importante, que te abre las puertas a otras formaciones", apunta el percusionista Jaime Santonja, uno de los cuatro españoles de la formación.

Así Jaime compara los seis veranos de prácticas en la Joven Orquesta Sinfónica de España donde "se profundiza menos, se ensaya menos, que en la UBS, donde en seis semanas hay que preparar seis súper programas y tocando de todo".

La orquesta se renueva cada año, hasta llegar incluso a la mitad de la formación, mientras la otra mitad de los miembros continúan. Los jóvenes músicos insisten en la diferencia entre su formación y todas las del resto del mundo.

"La única orquesta sinfónica de estas características es ésta", añade Santonja, mientras Ludovic explica cómo a la hora de buscar solistas invitados, no buscan tanto el virtuosismo como su capacidad de comunicación".

"La energía que transmiten los jóvenes músicos es algo que les distingue, -apunta Ludovic- tocan con más fuerza y más intensidad, pero también esa fuerza hay que canalizarla, controlarla".

El gran barítono Thomas Hampson se confiesa feliz ante esta experiencia. "El objetivo del repertorio que elegimos siempre tiene como objetivo dar a conocer estas piezas y explicar la esencia de cómo fue creado", señala el barítono, quien llega con retraso por problemas de equipaje en la T4 de Barajas.