Martes, 14 de Octubre de 2008

La hija de Petrella confirma el mal estado de salud de la ex brigadista

EFE ·14/10/2008 - 10:42h

EFE - Imagen del pasado19 de junio que muestra al marido de la ex brigadista Marina Petrella, condenada en Italia por terrorismo, Ahmad Merakchi, (d), durante una protesta delante del Consejo Estatal, en París (Francia). Según el periodico Journal du Dimanche, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, ha renunciado a extraditar a Marina Petrella por razones humanitarias. Italia ha criticado la decisión de París.

Una de las hijas de la ex brigadista italiana Marina Petrella, Elisa Novelli, confirmó hoy el preocupante estado de salud de su madre, motivo por el que el presidente francés, Nicolás Sarkozy, negó su extradición a Italia.

"Vi a mi madre el domingo por la tarde y la encontré muy débil. No reaccionó a la noticia (sobre la negativa de la extradición) con palabras o gestos porque no puede ni moverse", aseguró Novelli en unas declaraciones a la emisora radiofónica Radio 24.

Novelli contestó así al ministro de Defensa italiano, Ignazio La Russa, que en una entrevista al diario "La Stampa" mostró sus dudas sobre el verdadero estado de salud de la ex terrorista al ver algunas imágenes en televisión.

"Si no la hubiese visto con mis propios ojos, que hablaba, reía, jugaba y saludaba, creo, con el puño cerrado, habría podido convencerme de que la decisión francesa se debió al estado de salud, pero me parece que la señora está mejor que yo", dijo La Russa en la entrevista.

La hija de Marina Petrella puntualizó que "estas imágenes son de septiembre y diciembre de 2007" y saluda y sonríe al ver a otro de sus hijos que acude a visitarla al hospital.

"Tras la decisión de Sarkozy de no extraditarla, podrá comenzar un trabajo psicológico para salir de la condición en la que se encuentra. Mi madre no puede vivir sin asistencia médica. No come y no bebe desde hace seis meses", añadió la primogénita de Petrella.

Petrella se encuentra hospitalizada en un centro psiquiátrico y los médicos que la han examinado "han concluido que la depresión profunda que sufre es susceptible de afectar a su pronóstico vital", según una nota de la Presidencia francesa.

Por este motivo, Sarkozy pidió el pasado 12 de octubre que se aplique la cláusula humanitaria de la convención de extradición de 1957 y retirar el decreto de entrega a Italia rubricado por el Gobierno francés en junio pasado.

Petrella fue condenada a cadena perpetua en Italia en 1992 por, entre otras cosas, el asesinato de un comisario de policía durante su actividad como miembro de las Brigadas Rojas, grupo terrorista de extrema izquierda que actuó en Italia durante los años 70, y en 1993 se refugió en Francia, donde trabajó como asistente social.

Novelli explicó que su madre "es una persona diferente" a la que fue una activista de las BR y recordó que "ya pasó ocho años de cárcel en Italia y en Francia".

La negativa de la extradición ha desencadenado fuertes críticas por parte de algunos sectores políticos, colectivos de la policía y víctimas del terrorismo.

"Es inaceptable que se hable de carácter humanitario para la decisión francesa de no extraditar a Italia a Marina Petrella, como si nuestro país no fuese capaz de asegurar el mismo trato", afirmó hoy Sabina Rossa, diputada del progresista Partido Demócrata e hija del sindicalista Guido Rossa, asesinado por las Brigadas Rojas.