Martes, 14 de Octubre de 2008

Nace el primer diccionario normativo de la lengua de signos española

EFE ·14/10/2008 - 14:02h

EFE - La ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera (2d), junto a la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, durante el acto de presentación del Diccionario de la Lengua de Signos Española, una iniciativa de la Fundación CNSE para la Supresion de las Barreras de Comunicación.

A partir de hoy los sordos contarán con el primer Diccionario Normativo de la Lengua de Signos Española, DILSE III, que contiene más de 4.000 signos y que, según la ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, representa un "paso decisivo" para estandarizar la Lengua de Signos Española.

En un acto celebrado en el Instituto Cervantes, Cabrera ha indicado que este diccionario "tiene una vocación dinámica" y "aspira a evolucionar y crecer", al partir de la base de que la lengua de signos es, como todas- una lengua viva y necesita ir adaptándose a las nuevas realidades".

Cada entrada de este diccionario, ofrece una acepción en ambas lenguas, además de una transcripción escrita en SEA (Sistema de Escritura Alfabética de la Lengua de Signos Española) elaborada por la Universidad de Alicante.

La acepción en castellano, a su vez, se corresponde con la definición que ofrece el diccionario de la Real Academia Española.

La Lengua de Signos Española tiene más de 400.000 usuarios en España.

El acto ha contado con la asistencia de Concha Díaz, vicepresidenta ejecutiva de la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE); Carmen Caffarel, directora del Instituto Cervantes; José Manuel Blecua, secretario de la RAE; Luis Crespo, director general de la Fundación ONCE; Pedro García, patrono de la Fundación Vodafone y Carmen Contreras, directora gerente de la Obra Social Caja Madrid.

En sus palabras a los asistentes, Díaz ha opinado que se trata de "un paso más para superar barreras" y "evidencia un reconocimiento a un legado cultural hasta ahora mantenido por las personas sordas a lo largo de la historia".

"La lengua española ha ganado con este diccionario y está más viva que nunca. Es una obra muy ambiciosa y responde a muchas expectativas", ha concluido Díaz.