Martes, 14 de Octubre de 2008

"Vendemos servicios que ya han probado millones de usuarios"

Director general de Google Enterprise. El área dedicada a empresas es una de las menos conocidas del gigante de Internet

BLANCA SALVATIERRA ·14/10/2008 - 12:16h

Carlos Gracia, momentos antes de la entrevista. Gabriel Pecot

Carlos Gracia (Pamplona, 1967) es un astrofísico que recaló en Google España con el fin de dirigir uno de los negocios menos conocidos del gigante de Internet: la venta a empresas de sus productos y servicios en España y Portugal. La compañía fundada hace diez años por Larry Page y Sergey Brin es líder mundial de las búsquedas en Internet y ha conseguido que millones de personas en todo el mundo utilicen sus aplicaciones gratuitas. Aunque se calcula que, en la actualidad, un 99% de sus ingresos provienen de la publicidad, el siguiente paso es introducirse en las empresas mediante aplicaciones y sistemas de pago, un área que crece, aunque sin hacer ruido. 

¿Cuál es el objetivo de Google Enterprise?
Ofrecer los productos de Google (mapas, correo, buscador,...) como aplicaciones propias para las empresas. El producto es, básicamente, el que se puede encontrar en Internet, pero adaptado a las necesidades de las corporaciones. Lo ofrecemos en un dispositivo de hardware que está listo para conectarse y funcionar. Ese hardware incluye el algoritmo de búsqueda de Google, pero, además, tiene capacidades de integración con las capacidades de las empresas, algo que no ofrece google.com. El producto se licencia como un software y funcionamos como un modelo de servicio. Ofrecemos la tecnología de Google con la marca de la empresa que demanda nuestros servicios.

Google es un recién llegado al mercado empresarial. ¿Le está costando hacerse un hueco?
Todo el mundo conoce la marca general de Google y más en España. La parte de tecnología de empresas empezó aquí hace dos años y medio, y creo que, aunque el público general no sea consciente de ello, es un nombre que también se está conociendo entre las compañías.

¿Deben confiar las empresas en una compañía que diseña sus servicios pensando en el usuario?

«Es posible que para Microsoft seamos competencia, pero ellos no lo son para nosotros» 

La diferencia principal entre Google y los fabricantes tradicionales de software es que Google viene del mundo de Internet, de la tecnología de consumo, y ofrecemos lo que los usuarios ya han probado. Es una tecnología que cuando se saca del laboratorio y se pone en Internet, se extiende de forma vertiginosa y, en un período de tiempo corto, desde el punto de vista de la tecnología para empresas, millones de usuarios la han probado. Algunos de esos productos pasan a las empresas adaptados a sus necesidades. La idea de Google no es llegar a las compañías a través de los usuarios finales de Internet, aunque sí es cierto que su respuesta a los productos que lanzamos nos es muy útil.

Google ha tenido problemas con las agencias de protección de datos por almacenar las pautas de navegación de los usuarios. ¿Pueden las empresas estar tranquilas en ese sentido?
El motor de búsqueda de Google rastrea información de la empresa que ha contratado nuestros servicios. No hay retención de datos, de lo que informa este buscador de empresas es de cuáles son las consultas más realizadas o cuáles han ofrecido un resultado nulo. De esa forma, después se puede mejorar el servicio. Esos datos los obtiene la empresa, no nosotros. El buscador que ofrecemos es propiedad de nuestros clientes y Google no tiene ningún acceso a esos datos.

¿Cree que en el futuro todas las aplicaciones que necesite el trabajador estarán en Internet?
Sí. La gran tendencia es el cloud computing [aplicaciones basadas en la Web]. Es algo que está despegando ahora, pero en lo que Google lleva trabajando mucho tiempo. Google Enterprise crecerá en la medida en la que se implante el cloud computing, que ofrece una forma de trabajo eficiente. Este sistema tiene muchos matices, no se trata de sacar toda la información de la empresa fuera de sus servidores. De hecho, se pueden externalizar solo una serie de servicios. Nosotros, por ejemplo, gestionamos más de 3.000 millones de correos electrónicos diarios en las empresas, y abogamos porque se externalicen herramientas como el anti-spam. Es como si quisiera montar mi propio generador de electricidad en la empresa cuando lo más eficiente es que la electricidad se genere fuera.

Hace unos meses, un analista de Gartner pronosticaba que Google no lograría un impacto significativo antes de 2015 en las empresas, ¿está de acuerdo?

«Google no tiene acceso a los datos del buscador que les facilitamos a las empresas» 

Los estudios de software que hace Gartner están basados en los productos tradicionales. Cuando entramos en el mercado de los buscadores para empresas entregamos un producto que es casi un enchufar y listo, en el que no hay que hacer implantación tradicional. Si se intenta comparar nuestro producto con otros, los analistas no saben cómo ubicarnos. Es verdad que tenemos poca funcionalidad, pero tampoco la necesitamos. Si tuviéramos más funcionalidad, quizá nos pasaría lo que a otras soluciones para empresas cuando salen de la caja: que no funcionan.

Office y Exchange son algunos de los productos más lucrativos de Microsoft en la empresa. ¿Compite Google Enterprise con ellos?
Nosotros ofrecemos colaboración en los documentos de ofimática, capacidad de compartir. Eso no es necesariamente una alternativa a los productos ofimáticos al uso, aunque es una opción muy interesante. Es posible que para Microsoft nosotros sí seamos unos competidores, pero ellos no lo son para nosotros. Yo nunca me he encontrado con un cliente que se esté decidiendo entre comprar unas licencias o contratar un servicio con nosotros. Google realmente no ha revolucionado nada con una invención nueva que no existiera. Nosotros ofrecemos nuevas fórmulas para resolver viejos problemas.

Noticias Relacionadas