Lunes, 13 de Octubre de 2008

El ministro Solbes dice que las medidas contra la crisis harán bajar el Euríbor

EFE ·13/10/2008 - 20:28h

EFE - El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda de España, Pedro Solbes, manifestó que el plan que salió de esa cumbre "contribuirá a la recuperación de la confianza y la estabilidad en los mercados".

El vicepresidente segundo y ministro de Economía español, Pedro Solbes, predijo hoy que las medidas contra la crisis adoptadas por la zona euro harán bajar el Euríbor y devolverán la normalidad a los mercados financieros.

Solbes se felicitó por el efecto del plan europeo en las bolsas, que registraron hoy subidas históricas tras una de las peores semanas en los parqués en la historia.

"Si tengo que valorar las medidas por la reacción de los mercados, yo creo que hemos acertado, la reacción es claramente positiva, lo que nos gustaría es que esta reacción de estas primeras horas se vaya confirmando e incluso mejorando", dijo a la prensa Solbes en la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Euribor, la tasa de interés a la que se prestan los bancos europeos, bajó hoy al 5,425 por ciento, la más baja del mes, en respuesta al plan de acción contra la crisis adoptado el domingo por los jefes de estado de la zona euro.

El Euribor tiene un impacto directo en las empresas y los ciudadanos porque es la tasa de referencia de todo tipo de préstamos, incluidas las hipotecas.

Solbes señaló pese a la caída de hoy aún ese índice está "muy lejos de posiciones históricas".

El vicepresidente segundo dijo que "sin duda alguna" el Euribor se reducirá más, "porque volvemos a la normalidad, volvemos a una cierta competencia entre bancos, que ahora está en gran medida limitada por las dificultades de acceso a la liquidez".

El Euribor se ha mantenido mucho más alto que el tipo de interés oficial por la desconfianza entre los bancos a prestarse entre ellos.

En sus declaraciones, Solbes descartó que España apruebe un programa de estímulo fiscal adicional, como han propuesto, por ejemplo, los líderes demócratas en Estados Unidos.

"Yo creo que estamos cerrando el círculo de todo lo que se puede hacer", dijo.

Solbes señaló que el gasto público aumentará, de todas formas, con el incremento de los desembolsos por desempleo por la subida prevista del paro, al tiempo que la recaudación tributaria caerá de forma "muy, muy importante" este año.

"El gobierno ha apostado por un déficit moderado, para no llegar al tres por cien a final de año, pero manteniendo esas políticas sociales que son fundamentales en el actual contexto", dijo el vicepresidente segundo.

Solbes también apeló a la unidad política, de cara a la reunión prevista para mañana entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy.

"Es evidente que en política económica hay algunas divergencias, con opciones distintas, eso no me preocupa tanto, pero creo que cuando estamos hablando de temas fundamentales, asuntos que vamos a llamar de estado, sí que creo que el trabajar todos conjuntamente es fundamental", dijo.

Solbes hizo sus declaraciones tras un discurso ante la sesión plenaria de la asamblea anual del FMI y el Banco Mundial en Washington, en el que dijo que el sector público tiene un papel "clave" contra la crisis.

Solbes afirmó que la solución requiere "el mayor grado de coordinación y participación posible" y en ese sentido la cumbre de jefes de Estado de los países de la zona euro, que tuvo lugar el domingo en París, muestra el compromiso "inequívoco" de actuar de manera coordinada, en su opinión.

El acuerdo alcanzado en esa cumbre contempla que los gobiernos den garantías a los préstamos extendidos en el mercado interbancario -en el que los bancos se prestan unos a otros- y que exista la posibilidad de comprar acciones de las entidades financieras.

El ministro reiteró en su discurso que España no prevé "en estos momentos" obtener participaciones de los bancos.

"El sistema financiero español es solvente, eficiente y rentable, y creemos que está bien situado para soportar la crisis", recalcó el ministro.

Aún así, el país sentirá los efectos de una crisis que a su juicio "ha entrado en una fase crítica" por la falta de confianza en los mercados.

"El deterioro de la actividad (en España) se prolongará a lo largo de los próximos trimestres, con un fuerte ajuste en el sector de la vivienda", predijo Solbes.