Lunes, 13 de Octubre de 2008

El Corte Inglés se adapta a la crisis

El grupo reforzará su apuesta por los productos de bajo precio en sus supermercados

A.M. VÉLEZ / P. GONZÁLEZ ·13/10/2008 - 23:13h

Bloomberg - El Corte Inglés cerró 2007 con el menor aumento de las ventas desde 1994

El Corte Inglés también sufre la crisis. El gran emblema del comercio en España parece decidido a no perder su privilegiada posición en el sector de la distribución y, según ha podido saber Público, lanzará en los próximos días una campaña con precios reducidos en el sector de la alimentación.

La empresa confirma el carácter "inminente" de esta nueva estrategia comercial, aunque rehúsa dar más detalles. Según fuentes del sector, podría aplicarse a sus cadenas de supermercados y a la línea de hipermercados Hipercor, a través del modelo de marca blanca: productos a menor precio que los de la enseña tradicional, elaborados por los mismos proveedores.

El movimiento sería una respuesta al crecimiento de este modelo de negocio y a la fuga de clientes hacia otras cadenas más baratas, coincidiendo con el desplome de las ventas del comercio al por menor (en agosto, último dato disponible, cayeron un 7,5% interanual). En el primer semestre, las marcas blancas alcanzaron un 31,8% de cuota en el mercado de alimentación y bebidas (sin incluir frescos perecederos), frente al 28,6% del mismo periodo de 2007, según la firma de análisis TNS. Tres puntos más en un solo año.

Beneficiados

En el primer semestre, el canal de descuento (que incluye tanto a la marca blanca como a los productos rebajados) concentró el 17,2% del gasto de las familias en las partidas de alimentación y bebidas (sin frescos perecederos), frente al 16,1% de los primeros seis meses de 2007.

En alimentación, los clientes se están volcando en los descuentos y la marca blanca

Los grandes beneficiados de ese cambio han sido Dia, cuya cuota pasó al 12% desde el 11% del año pasado, y Lidl, que pasó del 3,6% al 4,1%.

A ese factor externo podrían unirse condicionantes internos. Hipercor fue la única enseña del grupo que redujo su beneficio y sus ventas en 2007, debido a "la situación del mercado, así como a cambios internos", según la empresa. La cadena de hipermercados, que ya en 2006 vio estancarse su beneficio, aporta el 18,7% de las ventas del gigante de la distribución.

En la junta de accionistas del pasado 31 de agosto, el presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez, ya vaticinó un 2008 "complejo" para el sector, por el parón del consumo doméstico.

El grupo, tercero del mundo en su sector, presentó unas ventas de 17.898 millones, lo que supuso un nuevo récord, pero también el menor crecimiento de la facturación desde 1994. El beneficio ascendió a 747 millones de euros, lo que equivale a un 5,1% más y representó el menor incremento desde 1996.

Álvarez pronosticó entonces "muchas dificultades" para el sector de la distribución, "a tenor del comportamiento del consumo en el primer semestre". Y en la empresa marcaron en rojo la última parte del año como el verdadero termómetro para medir la incidencia de la crisis, porque es en ese periodo donde se concentran casi dos tercios de las ventas del grupo.

Noticias Relacionadas