Lunes, 13 de Octubre de 2008

Muere de neumonía el hijo de Gérard Depardieu

Reuters ·13/10/2008 - 18:14h

El actor francés Guillaume Depardieu murió el lunes víctima de una neumonía fulminante, según informó la agencia artística Artmedia, que se ocupa de los asuntos de su padre, Gérard Depardieu.

El comediante de 37 años, considerado por sus compañeros de profesión tan talentoso como atormentado, fue hospitalizado hace algunos días en las afueras de París, en el hospital de Garches, según la fuente.

Hijo de los actores Gérard y Elisabeth Depardieu y hermano de Julie, quien también ejerce la profesión, Guillaume conoció los set de rodaje desde niño de la mano de su padre.

Su carrera en el cine despegó con la película "Todas las mañanas del mundo" de Alain Corneau, en 1991.

La realizadora Josée Dayan, que trabajó con el actor y es además cercana a la familia, se declaró "absolutamente rota" y quiso celebrar la memoria del "actor más dotado de su generación".

"Era un amigo, yo lo amaba infinitamente. Era un tipo formidable, un inmenso actor. Hablé con el por teléfono hace tres días, venía de filmar en Rumanía, hablamos de proyectos, de películas por hacer, él preparaba un disco", dijo en declaraciones a RTL.

"También pienso en su familia. Es terrible. Guillaume, él era un poco como mi hermano pequeño", agregó.

El año 1995 marcó un hito en su carrera cuando fue premiado con un César por su interpretación en la película "Las aprendices" de Pierre Salvadori.

Sin embargo, en su vida también hubo momentos difíciles y el actor sufrió un grave accidente de tráfico, que derivó en una infección intrahospitalaria que le costó la amputación de la pierna por debajo de la rodilla en 2003.

El artista quiso crear la fundación "Guillaume Depardieu" para ayudar a las personas víctimas de las infecciones contraídas dentro de los centros asistenciales.

Depardieu, que fue conocido por su talento y por sus querellas judiciales, publicó en 2003 de entrevistas con Marc-Olivier Fogiel titulado "Todo dado", en el cual cuenta su caótica vida.