Lunes, 13 de Octubre de 2008

Los lores británicos rechazan ampliar el plazo de detención sin cargos a 42 días

Ahora Gordon Brown tendrá que decidir si sigue adelante con la propuesta

EFE ·13/10/2008 - 19:56h

Los lores rechazaron hoy por una abrumadora mayoría la polémica propuesta del Gobierno británico de ampliar de 28 a 42 días el plazo de detención sin cargos de sospechosos de terrorismo.

Un total de 309 lores votaron en contra del proyecto de ley frente a 118 que respaldaron la iniciativa, aprobada en junio en los Comunes por sólo nueve votos y pese a que 36 diputados laboristas rebeldes rechazaron la propuesta del Ejecutivo.

El Gobierno del primer ministro británico, Gordon Brown, defiende dicho endurecimiento de la ley antiterrorista por considerar necesaria esa ampliación del plazo de detención para dar a la Policía "los poderes que necesita" para luchar contra el terrorismo.

El Gobierno defiende el endurecimiento de la ley para dar a la Policía "los poderes que necesita" para luchar contra el terrorismo

Sin embargo, la iniciativa es fuertemente criticada tanto por la oposición conservadora y liberal demócrata como por las organizaciones de defensa de los derechos civiles.

Ahora, le toca a Brown 

Ahora Brown tendrá que decidir si sigue adelante con la propuesta, en medio de la especulación creciente en el Reino Unido de que podría abandonarse.

Bajo el anterior primer ministro británico, Tony Blair, el Gobierno laborista trató de ampliar el plazo de detención sin cargos hasta un máximo de noventa días, pero ante la oposición parlamentaria tuvo que aceptar como compromiso los 28 días actuales, que ahora intenta prolongar.

Al abrir el debate previo a la votación, Lord Dear, un antiguo inspector jefe de Policía que ha presentado una enmienda para eliminar la propuesta del proyecto de ley antiterrorista, dijo que la ampliación del plazo de detención es "indigna" de un sistema democrático.

Mientras se celebraba la sesión parlamentaria, la Policía procedió a cerrar el acceso principal al Parlamento, después de que unos manifestantes intentasen forzar la entrada al edificio, informaron fuentes de la fuerza del orden.