Lunes, 13 de Octubre de 2008

Nissan plantea despedir a 1.680 personas y muestra la peor cara de la crisis

EFE ·13/10/2008 - 16:19h

EFE - El consejero director general de Nissan Motor Ibérica, Fumiaki Matsumoto (c), junto al subdirector general de Nissan Ibérica, Sergi Álvarez (i), y el director de Comunicación Emilio Godes (d), hoy en rueda de prensa en la planta de la Zona Franca de Barcelona.

La multinacional japonesa Nissan ha confirmado hoy su intención de presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para despedir a 1.680 trabajadores de sus plantas de Barcelona, mostrando la peor cara de una crisis que empieza a notarse en la economía real.

La mayoría de los trabajadores afectados por el ERE, que sería de extinción de contrato, unos 1.300, se irían a la calle antes de fin de año, y el resto entre enero y septiembre de 2009.

El consejero delegado de Nissan Motor Ibérica, Fumiaki Matsumoto, ha explicado hoy en rueda de prensa los detalles de este ajuste laboral, que ha justificado por la caída de las ventas, el aumento de los costes de producción y el cambio de tendencia de los consumidores, que buscan coches más pequeños y menos contaminantes.

Matsumoto ha afirmado que este "drástico" recorte de plantilla permitirá a las fábricas de Nissan en la Zona Franca y en Montcada i Reixach (Barcelona) eliminar el tercer turno de trabajo y reducir su capacidad productiva a un 80%, teniendo en cuenta las previsiones futuras de producción y de demanda.

Se trata, ha dicho, de una decisión "difícil pero necesaria" para asegurar la sostenibilidad de las plantas de Barcelona, en las que actualmente se fabrican los todoterrenos Pathfinder y Navara y la furgoneta Primastar, modelo que también se comercializa como Renault Traffic y Opel Vivaro.

El responsable de la multinacional nipona ha asegurado que la compañía ha valorado "todas las soluciones posibles" antes de presentar este ERE, aunque ha llegado a la determinación de que el futuro de las fábricas de Barcelona pasa por un "redimensionamiento permanente" de su plantilla, formada por 4.479 trabajadores.

"Estamos convencidos de que si tomamos las medidas adecuadas lograremos superar la crisis que nos acecha y estaremos mejor preparados para acoger la producción de nuevos productos que conecten con las necesidades del mercado", ha subrayado Matsumoto.

La previsión de Nissan es que el plan, que se ha diseñado con la vista puesta a medio y largo plazo, se haya aplicado antes de septiembre de 2009, con el fin de que el siguiente año, en 2010, la planta de Zona Franca esté en condiciones de optar a la fabricación de algún nuevo modelo que lance el grupo japonés, incluso si se trata de un turismo.

La consejera de Trabajo, Mar Serna, ya ha anunciado que la Generalitat velará de forma "muy rigurosa" por que el ERE de Nissan, que aún no lo ha presentado a las autoridades laborales, esté justificado y sea proporcional con el número de afectados.

"Lo más preocupante es que la empresa no tiene un plan industrial que garantice la presencia de Nissan en Cataluña en un futuro", ha precisado Serna.

Los sindicatos CCOO, UGT y USOC, que han anunciado próximas movilizaciones, han exigido a la administración catalana que no acepte el ERE del grupo nipón, más aún cuando la planta de la Zona Franca "lleva cuatro años con beneficios".

Las organizaciones sindicales califican el plan anunciado por Nissan de "medida desproporcionada" para afrontar una situación coyuntural que la empresa aprovecha de manera injustificada para reducir su plantilla.

También el secretario general de ERC, Joan Ridao, ha reclamado al departamento de Trabajo de la Generalitat que "examine con lupa" el ERE que prepara Nissan y no acepte una reducción de plantilla que no sea satisfactoria para los trabajadores.