Lunes, 13 de Octubre de 2008

Estudio asocia la obesidad con el infarto temprano

Reuters ·13/10/2008 - 17:20h

Los infartos ocurren más precozmente en las personas con sobrepeso u obesidad que en aquellas con peso normal, indicó un nuevo estudio.

"La obesidad superó al tabaquismo como la primera causa de infarto temprano", dijo a Reuters Health el autor principal del estudio, el doctor Peter A. McCullough.

"Dado que dos tercios de los estadounidenses tienen niveles excesivos de grasa corporal, esperamos una explosión de la tasa de infartos en las mujeres de 40 y 50 años", añadió el autor.

Las consecuencias para los estadounidenses en el pico de su vida productiva incluyen la hospitalización, los procedimientos en el corazón, la aparición de insuficiencia cardíaca, la incapacidad y la muerte prematura, indicó McCullough.

El equipo dirigido por McCullough, del Hospital William Beaumont, en Royal Oak, Michigan, revisó la evolución de más de 111.000 pacientes que habían sufrido un infarto.

Los autores hallaron que la edad promedio al primer infarto había sido 74,6 años en los pacientes más delgados y de 58,7 en los más obesos. "Las mujeres fueron las más afectadas, tanto las más delgadas como las más obesas", señaló el equipo.

Tras considerar los factores que podrían alterar los resultados, los autores determinaron que, comparados con los participantes con un índice de masa corporal (IMC) normal (de entre 18,6 y 25), los participantes con sobrepeso (entre 25,1 y 30) tuvieron el primer infarto 3,5 años antes.

Los obesos (IMC de entre 30,1 y 35) sufrieron el primer ataque cardíaco 6,8 años antes que las personas con peso normal, mientras que los obesos mórbidos (IMC superior a 40), lo sufrieron 12 años antes.

El estudio, concluyó McCullough, "debería ser una llamada de atención a todas las personas que engordaron a partir de los 18 años para evaluar el estilo de vida, modificarlo inmediatamente y recuperar el peso normal".

FUENTE: Journal of the American College of Cardiology, 16 de septiembre del 2008