Lunes, 13 de Octubre de 2008

Detectan dos nuevos genes vinculados con un cáncer de piel común

Reuters ·13/10/2008 - 14:56h

Un grupo de científicos halló dos variaciones genéticas nuevas que parecen aumentar el riesgo de desarrollar la forma más común de cáncer de piel en las personas de descendencia europea.

Las modificaciones no jugarían un papel importante en el color de la piel pero quienes las portan son casi tres veces más propensas a desarrollar carcinoma de células basales, comparado con las personas sin esos dos cambios genéticos, informaron expertos de la firma islandesa Decode Genetics.

La piel más oscura es tradicionalmente considerada una protección contra este cáncer.

"Aquí tenemos dos variantes que no tienen impacto sobre la pigmentación y que sólo afectan el riesgo de carcinoma de células basales", dijo Kari Stefansson, presidenta ejecutiva de Decode, quien dirigió el estudio. "No sabemos por qué es así", agregó.

El carcinoma de células basales es la forma más común de cáncer en todo el mundo y se considera que en la amplia mayoría de los casos es causado por la exposición a los rayos ultravioletas del sol, según la Academia Estadounidense de Dermatología.

La mayoría de los casos son fáciles de tratar cuando se detectan de manera temprana, pero en algunas pocas circunstancias el cáncer es resistente al tratamiento, lo que produce daño en la piel y a veces invade los huesos y los cartílagos.

Los investigadores de Decode, una compañía biotecnológica que busca desarrollar nuevos fármacos empleando la gama genética única islandesa que data de la era de los vikingos, analizaron genes de más de 30.000 personas para identificar el impacto de las variaciones ubicadas en el cromosoma 1.

Estas modificaciones genéticas se distinguían de las relacionadas anteriormente con el carcinoma de células basales en que, a diferencia de las otras, éstas no se vinculan con la piel o pigmentación clara.

El estudio, publicado en Nature Genetics, también halló que el riesgo de desarrollar carcinoma de células basales era 12 veces mayor en las personas con esas variaciones y otros tres cambios genéticos ya asociados a este cáncer.