Lunes, 13 de Octubre de 2008

La universidad pide salvarse de la crisis

La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas presenta el informe 'La Universidad Española en cifras'

MARTA HUALDE ·13/10/2008 - 15:58h

EFE - El presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), Ángel Gabilondo, durante la presentación hoy.

El presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), Ángel Gabilondo, ha pedido hoy que "no se recorten los presupuestos de la universidad", en la presentación del informe La Universidad Española en cifras.

"En tiempos de crisis es precisamente cuando menos hay que recortar en Ciencia y en Educación porque es donde se puede producir la transformación del modelo económico". El presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), Ángel Gabilondo, pidió así al Gobierno y a las comunidades autónomas una apuesta "contundente" en la financiación universitaria.

A pesar del aumento cuantitavo tras el traspaso de las competencias educativas a las administraciones autonómicas en 1996, Gabilondo alertó de que prácticamente no ha habido variación financiera durante los últimos diez años. En concreto, los recursos universitarios con respecto al Producto Interior Bruto (PIB) han pasado del 0,835 % al 0,853 % entre 1996 y 2006. Esto supone un crecimiento real neto del 2,15% en ese período.

Durante la presentación del informe La Universidad Española en Cifras, 2008, el también rector de la Universidad Autónoma de Madrid exigió que se cumplan "escrupulosamente" los modelos y planes de financiación aprobados.

Recortes de Aguirre

Así, Gabilondo se refirió a la Comunidad de Madrid. Los rectores madrileños han denunciado un recorte "sin previo aviso" por parte del Ejecutivo de Esperanza Aguirre de un 30 % en los gastos corrientes (básicamente nóminas de los profesores y personal de administración y servicios) y de entre un 50 y un 60 % en el presupuesto para inversiones (edificios y reformas de obras) correspondientes a septiembre. La propia consejera de Educación, Lucía Figar, les trasladó en una reunión posterior al recorte que esa rebaja en el presupuesto podría mantenerse hasta finales de año. Las excusas del Gobierno de Madrid a esa disminución presupuestaria son: la crisis económica y el "impago" de 418 millones de euros del Ejecutivo central al madrileño en concepto de anticipos a cuenta.

La CRUE no tiene constancia de que otras comunidades vayan a hacer lo mismo. El rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Berzosa, explicó ayer a Público, que, con este recorte, su institución no podrá pagar a proveedores (servicios de seguridad, limpieza, ordenadores, papelería, impresoras...) También alertó de problemas para liquidar las nóminas, que en septiembre fue posible con las tasas de las matrículas.

Sin embargo, el consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta, dijo ayer que "las nóminas de los profesores están garantizadas". Precisamente, Beteta, que cifró en 100 millones a pagar hasta finales de año, se reunió con representantes de las universidades públicas madrileñas para negociar la fórmula. Este martes proseguirá el debate con los propios rectores. Se baraja la vía de facilitar un préstamo a las universidades.