Lunes, 13 de Octubre de 2008

Inglaterra se niega a jugar en Madrid por los insultos racistas

Reuters ·13/10/2008 - 11:58h

Inglaterra se ha negado a jugar un partido amistoso contra España en Madrid el próximo febrero después de los cánticos racistas que sufrieron en el estadio Bernabéu en su última visita hace cuatro años.

La federación española fue multada con 100.000 francos suizos (casi 65.000 euros) después de que los jugadores Shaun Wright-Phillips, Ashley Cole, Rio Ferdinand, Jermain Defoe y Jermaine Jenas fueran víctimas de insultos racistas en el estadio del Real Madrid.

El director de comunicación de la Asociación de Fútbol (FA) Adrian Bevington dijo el lunes a la radio talkSPORT que la decisión había sido propuesta por el seleccionador Fabio Capello.

"Aún se tiene que confirmar un escenario y firmar el contrato", dijo.

"Sin embargo, desde el principio la FA, con Fabio, tenía claro que no se jugaría el partido en Madrid debido a los incidentes racistas que padecimos la última vez".

El mes pasado, el órgano de gobierno del fútbol mundial FIFA multó a la Federación de Fútbol de Croacia con 30.000 francos suizos (casi 20.000 euros) después de que unos hinchas menospreciaran con chanzas raciales al delantero inglés Emile Heskey durante un partido de clasificación para el Mundial 2010.