Lunes, 13 de Octubre de 2008

Jesús Neira sale del coma y se comunica con sus familiares

El profesor recibió una paliza cuando socorría a una mujer que era agredida por su novio

S.HIDALGO / R.VAREA ·13/10/2008 - 14:52h

Isabel Cepeda, mujer de Jesús Neira, en el hospital Puerta de Hierro. Á.NAVARRETE

"Es el comienzo, aún queda muchísimo". Isabel Cepeda, optimista pero prudente, salió este lunes a las puertas del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid). Radiante, explicó que este lunes por la mañana, al ir a pedir el parte médico, la doctora le comunicó que su marido, Jesús Neira, había salido del coma tras más de dos meses.

Fue el pasado mes de agosto cuando este profesor universitario, de 55 años, ingresó en el hospital después de defender a un joven, Violeta Santander, de una supuesta agresión a manos de su novio, Antonio Puerta. Este la emprendió entonces a golpes contra Neira. La paliza le provocó un derrame cerebral y, desde entonces, el profesor lucha por su vida.

"Ha recuperado la consciencia, se comunica a través de los ojos. Está asustado, como si no supiese dónde está ni lo que le ha pasado. Él, que aborrece los hospitales...", explicó este lunes su mujer, sin soltar el paquete de kleenex.

Emoción y prudencia

"Tengo una emoción intensísima, porque creo que va a volver a recuperar la vida que le había sido robada", señaló Cepeda. Sus hijos ya conocen la buena noticia. "He ido a buscarles al colegio y se lo he dicho. En cuanto puedan van a entrar a verle", agregó. Mientras, los médicos son cautelosos. A Isabel no le han dicho aún cómo puede evolucionar el paciente porque todavía no le han realizado las pruebas neurológicas.

El último parte médico señalaba que la situación de Jesús Neira había "mejorado respecto a su nivel de conciencia". El profesor, que permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Críticos, "sigue conectado a ventilación mecánica con breves periodos de respiración espontánea" y su estado de salud es aún "grave".

El abogado y portavoz de la familia Neira, Javier Castro, relató cómo han sido las últimas horas. El pasado fin de semana, el profesor reaccionó de forma positiva al tratamiento médico. Los doctores le habían rebajado la sedación para intentar sacarle del coma inducido, y poder calibrar así las lesiones cerebrales que sufrió tras la brutal agresión que le propinó Puerta. Pero fue este lunes cuando Jesús Neira comenzó a comunicarse con su familia. Cuando apretó la mano de su mujer, Isabel. "Fija la mirada cuando le hablas, hace gestos, te guiña el ojo... Él entiende lo que le dicen incluso ha intentado hablar, pero no puede por la traqueotomía", recuerda el portavoz familiar.

A pesar de los avances, Castro se mostró cauto. "Jesús está muy débil. Sabemos que de algunas secuelas se podrá recuperar, a base de terapias de rehabilitación y mucha paciencia. Pero de algunas heridas es muy probable que no se recupere. Por eso lo mejor es ir poco a poco, aunque estamos todos muy esperanzados ante esta nueva situación", señaló.

Mientras, la batalla legal de los Neira continúa. Su abogado recordó que el proceso por un posible delito de violencia de género contra Antonio Puerta sigue adelante en los juzgados, a pesar de que Violeta Santander nunca denunció a su pareja.

Noticias Relacionadas