Archivo de Público
Martes, 13 de Noviembre de 2007

El nuevo juez ve defectos de ordenación en la instrucción del caso "Malaya"

EFE ·13/11/2007 - 12:47h

EFE - El nuevo juez que instruye la operación "Malaya", Oscar Pérez, que relevó el pasado agosto a Miguel Ángel Torres, en la foto, considera que en las actuaciones del caso existen defectos de ordenación que han de corregirse.

El nuevo juez que instruye la operación "Malaya", Oscar Pérez, que relevó el pasado agosto a Miguel Ángel Torres, considera que en las actuaciones del caso existen defectos de ordenación que han de corregirse porque suponen un "gravamen de calado constitucional".

En un auto, al que ha tenido acceso EFE, el juez asegura que el examen de las actuaciones pone de manifiesto que son numerosas las medidas de garantía -retenciones de saldos bancarios y prohibiciones de disponer de inmuebles, entre otras- que han sido adoptadas en el proceso "sin que exista una adecuada ordenación de las mismas en piezas separadas".

Según el magistrado del Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella (Málaga), este hecho "impide conocer cabalmente la situación de cada procesado en relación con sus bienes".

Pérez mantiene que en los autos principales de la causa, que suman más de 40.000 folios, "se han detectado defectos en su formación que deben corregirse" y apunta que existen documentos procesales que se encuentran insertados en dichos autos "sin el orden adecuado".

En este sentido, destaca que hay "contestaciones a los oficios que incluso no están incorporadas y que se encuentran junto a la documentación intervenida" e indica que los defectos presentes en la instrucción suponen un "gravamen procedimental" que "dificulta la adecuada resolución de los escritos que presentan las partes".

El juez subraya que la instrucción del caso "Malaya" es "compleja tanto en el aspecto sustantivo como procesal", pero indica que en el examen de las actuaciones se refleja la "ausencia de notificaciones de un número no reducido de resoluciones en las piezas separadas".

Señala que una vez dictado el auto de procesamiento y tras fijarse el importe de las responsabilidades pecuniarias, en el caso "de no prestarse fianza bastante", debe "procederse al embargo de bienes suficientes" a los imputados, pero señala que en esta causa las medidas de garantía "se han adoptado antes".

"Y aunque el pronunciamiento que lo acordó en su día ha devenido firme y, por ello, inatacable, ello no debe impedir ordenar las mismas adecuadamente a través de la formación de las piezas separadas correspondientes", apunta.

Por ello, en el auto Pérez acuerda convalidar todas las medidas de garantías previas a la traba ordenada en las diferentes piezas separadas de responsabilidad civil de los procesados, así como el embargo de todos los bienes afectados por dichas medidas.

El magistrado ordena además formar piezas separadas, entre otras, de las medidas de aseguramiento adoptadas respecto a cada uno de los procesados, así como una en la que se haga constar el patrimonio intervenido al ex asesor urbanístico del Ayuntamiento de Marbella y presunto cerebro de la trama de corrupción, Juan Antonio Roca.

El juez acuerda también que dicho patrimonio, correspondiente a los saldos bancarios en España y en el extranjero y a las sociedades y bienes de los que sea titular Roca, será tasado por peritos una vez verificado.

El magistrado Óscar Pérez se hizo cargo del "Caso Malaya" una vez que el hasta entonces instructor del procedimiento, Miguel Ángel Torres, abandonara el 31 de julio su puesto en comisión de servicio en los juzgados de Marbella tras acordar la incoación del sumario y el procesamiento de 86 personas en esta causa.