Lunes, 13 de Octubre de 2008

El alcohol y la distracción en los peatones causan el 55% de los atropellos mortales

EFE ·13/10/2008 - 14:06h

EFE - Imagen de un accidente de tráfico en Madrid.

El consumo de alcohol y la distracción provocada por el uso de teléfonos móviles y reproductores de música digital por parte de los peatones son la causa del 55 por ciento de los atropellos mortales.

En declaraciones a Efe, el catedrático de Seguridad Vial de la Universitat de València, Luis Montoro, ha señalado que en el 65 por ciento de los atropellos el responsable es el peatón, cuyas principales infracciones consisten en cruzar los semáforos en rojo y atravesar las calles fuera de los pasos de cebra.

Según ha explicado, el 35 por ciento de los peatones que mueren atropellados están bajo los efectos del alcohol mientras que, aproximadamente, el 20 por ciento sufrió el atropello a causa de una distracción provocada por un móvil o un reproductor de música digital.

Montoro, presidente también de la recién creada Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL), ha recalcado la importancia de la educación para evitar este tipo de accidentes que, en la última década, han dejado 7.000 fallecidos en España, 75.000 en Europa y más de 2,5 millones en todo el mundo.

En esa misma línea se celebra hoy el segundo Día Europeo de Seguridad Vial que, bajo el lema "La Seguridad Vial en nuestras ciudades", hace especial hincapié en la protección de los más vulnerables: los peatones.

Aunque el mayor porcentaje de responsabilidad recae en los peatones, sobre todo en los menores de 14 años y los mayores de 70, sobre los conductores pesa el agravar las consecuencias de los atropellos al circular a mayor velocidad de la permitida en el casco urbano.

De hecho, un atropello a más de 55 kilómetros por hora suele resultar mortal y, por ello, el límite de velocidad en ciudad es de 50 aunque, según el catedrático, "lo realmente grave" es que el 40 por ciento de los conductores desconozcan ese dato.

Las modificaciones en el entorno, como la iluminación de los pasos de cebra, la intervención en los vehículos para crear coches "benevolentes" cuyo diseño delantero suponga menor daño al atropellado y la educación del peatón pueden reducir drásticamente el número de fallecidos por este tipo de accidentes.

A pesar de que la evolución del número de muertos por accidente de tráfico es descendente, Montoro, partidario de la educación frente a la sanción, cree necesaria una "importante intervención" en las infraestructuras.

Del mismo modo, la falta de conocimiento sobre el funcionamiento de los vehículos y el escaso interés de los conductores españoles por su mantenimiento -España duplica la media europea del periodo de tiempo transcurrido entre cada visita al taller- son cuestiones que se deben abordar desde la información.

A pesar de que la segunda edición del Día Europeo de Seguridad Vial se ha centrado en los peatones, el catedrático ha advertido también de un nuevo fenómeno que los científicos "están retratando" en este momento: el aumento de los accidentes mortales en motos de gran cilindrada.

"Ha aparecido una nueva tipología de 'motero', de entre 40 y 45 años, que sale por carreteras secundarias los fines de semana con un vehículo de más de 500 centímetros cúbicos y con menos de tres años de experiencia" que se está viendo implicado en numerosos accidentes mientras el "motero clásico no tiene problemas".