Lunes, 13 de Octubre de 2008

El Estado avalará 100.000 millones de deuda bancaria

El Gobierno se reserva el derecho a comprar acciones de bancos españoles hasta el 31 de diciembre

BELÉN CARREÑO ·13/10/2008 - 12:50h

Zapatero anuncia que el Gobierno avalará a la banca. (EFE) 

Hasta 100.000 millones de euros, el 10% de la economía española, respaldarán las operaciones financieras de los bancos españoles. Ésta fue la medida estrella aprobada este lunes por el Gobierno en Consejo de Ministros extraordinario, y que pone en marcha parte del paquete de medidas consensuado el domingo por el Eurogrupo –los Jefes de Estado de la zona del euro–.

El texto del Real Decreto tiene un plato fuerte y una sorpresa. Por un lado, autoriza al Gobierno a avalar a las entidades residentes en España (o filiales con actividad significativa) operaciones financieras, hasta 100.000 millones de euros y con límite el 31 de diciembre de este año. El plan continuará en 2009, pero la cuantía máxima que se avalará el año que viene está pendiente de cuantificar. La iniciativa complementa la creación de un fondo por 30.000 millones de euros para compra de activos de las entidades financieras, aprobado por el Gobierno el pasado viernes.

La sorpresa estuvo en la letra pequeña del Real Decreto. Mediante una disposición, el Gobierno se reserva la posibilidad de comprar acciones de bancos españoles, permiso que estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2008. Pese a que el vicepresidente económico, Pedro Solbes, negaba la noche del domingo esta posibilidad, el Gobierno, animado por el propio Solbes, ha preferido fijar esta medida con “carácter preventivo”. Según el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, esta fórmula “a día de hoy no es necesaria” y la pedirían, voluntariamente, los bancos que quieran una recapitalización. En la misma línea, se aprobó también la posibilidad de que se adquieran títulos de emisiones de crédito de las entidades que necesiten reforzar sus recursos propios, lo que incluiría participaciones preferentes y cuotas participativas.

El Gobierno cobrará

Las operaciones financieras a avalar serán emisiones de pagarés o bonos y obligaciones (que se emitan en los mercados españoles) y, “si fuera necesario”, se podrá extender a los depósitos interbancarios. Esto es, que también se podrán avalar los créditos que se conceden los bancos entre sí. Estas operaciones tendrán que tener un plazo máximo de vencimiento de cinco años. y deberán ser deuda nueva. Al avalar una de estas operaciones el Estado se convierte en garante de la operación. Según Rodríguez Zapatero, “si salen bien las cosas, el plan no tendrá coste para el contribuyente”.

El Gobierno, se embolsará ingresos con su papel de avalista, ya que cobrará a la entidad financiera una comisión por usar su garantía. Esta comisión, aún por determinar, variará en función del riesgo que el Estado tenga que asumir en la operación. A mejor solvencia y calidad de los activos avalados, más barato el servicio. A mayor riesgo, más caro será echar mano del respaldo del Estado. Aún queda pendiente fijar todos los requisitos para solicitar estos avales, que los fijará el Ministerio de Economía y Hacienda, y también las condiciones especiales de solvencia que exigirá el Banco de España. Una comisión de Economía, liderada por el propio titular de la cartera, Pedro Solbes, otorgará los avales y los vigilará. El Tesoro será quién se encargue de coordinar la operativa.

El presidente, quien se ha mostrado confiado en la actuación coordinada de la UE, ha confirmado que esta mañana ha llamado a Rajoy y le ha citado para mañana a las 17.30 de la tarde.

Noticias Relacionadas