Lunes, 13 de Octubre de 2008

El estadounidense Paul Krugman gana el Premio Nobel de Economía

Por su análisis de los patrones de comercio y la localización de la actividad económica

FERNANDO SÁINZ ·13/10/2008 - 13:05h

La Real Academia de las Ciencias Sueca optó en este año de crisis financiera mundial por otorgar el Premio Nobel de Economía a Paul Krugman, gran crítico del presidente George Bush y su política neoliberal. Ha sido premiado por sus trabajos sobre comercio interncional que le llevaron a diseñar una "nueva geografía económica" y una "nueva teoría del comercio".

Krugman es probablemente uno de los economistas más famosos del mundo. Sus columnas en el diario The New York Times le han procurado una popularidad y una influencia que rara vez se juntan en la trayectoria de un profesor universitario.

Sus últimas ideas sobre la actual crisis financiera fueron para alabar el plan de rescate del Reino Unido

En sus artículos, Krugman tiene una obsesión: criticar a Bush. A su juicio, la intervención en Irak y su recorte de impuestos son dos de los mayores errores jamás cometidos por un presidente de Estados Unidos.

Esta firme convicción le ha llevado incluso a distanciarse seriamente de Alan Greenspan, el que fuera presidente de la Reserva Federal, al que acusó de ser apologista de Bush.

Economista de izquierdas

La permanente crítica a la política económica de Bush, y por extensión a la cohorte de economistas neocon que han acompañado su mandato, le ha valido a Krugman la etiqueta de economista de izquierdas. La realidad es algo distinta. Krugman está muy lejos de los excesos de Michael Moore, el periodista televisivo que ha caricaturizado a la Administración republicana, y sus opiniones son mucho más centradas también que las de Joseph Stiglitz, con el que muchas veces ha sido comparado y al que también se le concedió el Premio Nobel, en 2001. En ocasiones, incluso, Krugman ha tomado como referencia las ideas de Henry Kissinger, el conocido dirigente republicano.

Las últimas ideas de difundidas por Krugman sobre la actual crisis financiera fueron para alabar el plan de rescate del Reino Unido, y dio la gracias al premier Gordon Brown por "enseñar el camino" correcto a la Administración Bush, que también estudia comprar parte de las acciones de los bancos en dificultades.
 

Noticias Relacionadas