Lunes, 13 de Octubre de 2008

Santander negocia la compra de Sovereign, pero sin acuerdo

Reuters ·13/10/2008 - 10:54h

El banco Santander confirmó el lunes que mantiene negociaciones para la adquisición del banco estadounidense Sovereign sin que de momento se haya llegado a un acuerdo.

Una fuente cercana a las negociaciones dijo en la noche del domingo que el banco español estaba en negociaciones avanzadas para adquirir el banco estadounidense en el que mantiene una participación del 24,35 por ciento.

precio de cierre del viernes -, lo que supondría valorar a la entidad estadounidense en unos 2.530 millones de dólares.

Sin embargo y en virtud de un acuerdo suscrito con la entidad estadounidense en el momento de la entrada del banco español en su accionariado, Santander acordó que en caso de realizar una oferta por Sovereign la compra se tendría que realizar a un precio de 40 dólares por acción.

Estas condiciones quedaban invalidadas, no obstante, si quien solicitaba la compra era el propio consejo de administración de Sovereign, explicó una fuente conocedora del acuerdo.

En el mercado había división de opiniones sobre la conveniencia de la compra de Sovereign. Mientras algunos analistas valoraban esta hipotética compra de forma favorable, otros en cambio destacaban el riesgo de dispersión del banco español y el hecho de poder tener que enfrentarse a posteriores inyecciones de capital para estabilizar al Sovereign.

"Es una oportunidad (para el Santander) sobre todo por el precio (asumiendo los 3,81 dólares por acción). Siempre hay riesgo pero creo que gracias a la limpieza en los Estados Unidos el riesgo es menor ahora mismo", dijo Javier Bernat, analista de Caja Madrid.

indicador que mide la solvencia del banco - de Santander estaba situado en el 6,32 por ciento.

En caso de materializarse esta compra se trataría de la última adquisición protagonizada por Santander desde la compra el mes pasado de las sucursales y del negocio minorista de la entidad británica Bradford & Bingley.

El broker BPI destacó que el protagonismo de Santander en las últimas adquisiciones incrementaría las preocupaciones por el riesgo de dispersión del banco, actualmente presente en el Reino Unido, Brasil y en Alemania.

"Es obvio que una de las claves en la compra del Sovereign sería el precio a pagar pero posteriormente la delicada situación de la entidad estadounidense, quizá con necesidad de realizar mayores dotaciones para provisiones, le podría obligar a inyectar capital en la entidad y esto tampoco gustaría", explicó Tiago Dionisio, analista de Espirito Santo.

En el mercado, las acciones de Santander subían el lunes a las 12:07 hora local en la bolsa de Madrid un 7,94 por ciento a 9,78 euros, en línea con las ganancias de la bolsa española y con el sólido comportamiento de los bancos en Europa, tras los recientes planes de rescate para la banca anunciados el fin de semana durante la cumbre de la eurozona en París y del G-7 en Washington.

/Por Jesús Aguado/