Lunes, 13 de Octubre de 2008

Europa refuerza a sus bancos para enfrentarse a la crisis

Reuters ·13/10/2008 - 10:14h

Numerosos países desde Europa a Australia se apresuraron el domingo a presentar diferentes planes para reforzar a sus bancos, intentando contener una caída en los mercados con el compromiso de respaldar préstamos, comprar participaciones en instituciones financieras y otras medidas.

Los líderes europeos que asistieron a una reunión de emergencia en París dijeron que su línea de ataque ayudaría a detener el caos que ha congelado los mercados crediticios, la fuente vital del sistema financiero.

"Creo que veremos en los próximos días acciones en todo el mundo que permitirán que la gente vea que puede restablecerse la confianza en el sistema bancario", dijo a los periodistas el primer ministro británico, Gordon Brown.

En Washington, Estados Unidos estaba trabajando en fórmulas para comprar participaciones en bancos con problemas y otras firmas financieras, una idea que hasta hace poco habría sido una herejía para la mayor economía del mundo, pero que ahora es considerada clave para enfrentarse a la crisis.

Responsables financieros de todo del mundo se apresuraban a encontrar estrategias de rescate para bancos, azotados por la peor crisis financiera desde la década de 1930, antes de que los mercados reabran su operaciones el lunes.

El índice Standard & Poor's 500 se desplomó más de un 18 por ciento la semana pasada, la peor de su historia, mientras que las acciones europeas cedieron un 22 por ciento, y el Nikkei de Tokio perdió un 24 por ciento.

"Si la confianza en los mercados no se recupera este fin de semana, será el final del juego", dijo Marco Annunziata, economista jefe del banco italiano UniCredit, uno de los muchos cuyas acciones se han visto golpeadas en los mercados afectados por el pánico.

Analistas dijeron que el plan de Europa podría ayudar a controlar la caída y los mercados ofrecieron una aprobación inicial.

Los futuros de los índices estadounidenses subían más de un 3 por ciento, el euro se apreciaba frente al dólar y las acciones alemanas subían un 5 por ciento en los mercados electrónicos.

El plan, apoyado por líderes de los 15 países de la zona euro, incluye garantías para nuevas deuda a medio plazo, inyecciones estatales de capital a los bancos y la ayuda del Banco Central Europeo para descongelar los mercados comerciales de papeles comerciales.

Esto suministraría a las compañías el acceso vital a la financiación y ayudaría a evitar una recesión económica.

"NO ES UN REGALO PARA LOS BANCOS"

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijo que los detalles sobre cómo los Gobiernos comenzarían a tomar participaciones en los bancos serían anunciados a nivel nacional, empezando el lunes por Italia, Alemania y Francia.

"Esto no es un regalo para los bancos, es para ayudarlos a funcionar", añadió Sarkozy, consciente de la reacción de la opinión pública en Estados Unidos cuando Washington aprobó un plan de rescate de 700.000 millones de dólares con fondos de los contribuyentes para los bancos estadounidenses.

Australia y Nueva Zelanda dijeron que estaban trabajando conjuntamente para ofrecer un acuerdo general de garantías de depósitos bancarios.

Los estados del Golfo Pérsico trataron de reforzar la confianza en el sistema financiero, con Arabia Saudí bajando su tipos diaria referencial y el compromiso de los Emiratos Árabes Unidos de proteger a los bancos nacionales y garantizar depósitos.

/Por Tamora Vidaillet y Huw Jones/