Lunes, 13 de Octubre de 2008

Solana espera decisiones "más bien positivas" para retomar las relaciones con Rusia

EFE ·13/10/2008 - 11:15h

EFE - El alto representante de la Unión Europea para Política Exterior y de Seguridad Común, el español Javier Solana.

El jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, aseguró hoy que espera "decisiones más bien positivas" de los ministros de Exteriores, reunidos en Luxemburgo, para retomar las negociaciones de un acuerdo estratégico con Rusia en respuesta a su retirada de las zonas de seguridad de Georgia.

"Hoy habrá un debate y se tomará una decisión en función de muchos parámetros, del análisis de las relaciones con Rusia, también del comportamiento en relación con la crisis de Georgia, y ya veremos, pero creo que habrá decisiones más bien positivas", afirmó Solana a su llegada al Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores de los Veintisiete.

No obstante, el Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE opinó que probablemente la decisión final se tomará dentro de dos días en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en Bruselas.

En este sentido se pronunció también el ministro finlandés de Exteriores, Alexander Stubb, que aseguró que no espera que hoy se tome una decisión.

La Unión Europea intenta superar su división para retomar las negociaciones sobre un acuerdo de asociación con el Kremlin, vital por sus implicaciones en el suministro energético, una vez que las tropas rusas se han retirado de las zonas acordadas de Georgia.

Hay una mayoría favorable a recuperar las conversaciones con Rusia, pero otro grupo de países (Reino Unido, Suecia, Polonia, Estonia, Letonia y Lituania) cree que no se puede volver al proceso negociador hasta que los rusos salgan también de Osetia del Sur y Abjasia.

El argumento para convencer a los países reticentes será que además de salir de las zonas adyacentes a estos territorios secesionistas, ya es un avance importante haber conseguido que Rusia se siente en una mesa con Georgia para discutir su integridad territorial.

Las conversaciones en este sentido se iniciarán el día 15 en Ginebra, copresididas por la UE, la ONU y la OSCE.

Además, el 22 de octubre tendrá lugar en Bruselas una conferencia internacional de donantes para ayudar a Georgia a enfrentarse a su reconstrucción económica.

Las negociaciones para el ambicioso acuerdo de asociación estratégica con Rusia fueron congeladas por la UE el 1 de septiembre "hasta la retirada de las tropas rusas a posiciones anteriores al 7 de agosto", cuando comenzó la guerra relámpago con Georgia.

La mayoría de los países europeos es partidaria de continuar con el diálogo para un acuerdo energético y comercial, que ya tuvo un inicio complicado el pasado junio tras dos años de vetos de Lituania y Polonia (que no podía exportar carne a Rusia).

De nuevo estos dos países, que mantienen unas relaciones difíciles con los sucesores de sus antiguos dirigentes soviéticos, son los que ponen más dificultades a las relaciones bilaterales, junto al resto de los bálticos, Suecia y Reino Unido.

Estos dos últimos, caracterizados en general por una posición crítica dentro de la UE, alegan que es pronto para levantar una medida que se adoptó hace seis semanas.

Pero según los franceses, dado que la Unión es la más interesada en el acuerdo, que sustituiría a uno de 1997, congelar las negociaciones no es una medida de presión para Moscú.