Lunes, 13 de Octubre de 2008

Del Bosque no quiere piques entre candidatos

"Creo que ya es suficiente. El tema del Balón de Oro al final nos puede hacer daño", sostiene el técnico

P. Gª-CARPINTERO ·13/10/2008 - 08:00h

efe - Riera protege el balón en el partido ante Estonia.

Del Bosque sacó ayer sus dotes de hombre pacificador. No quiere más líos con el lío del Balón de Oro. "Creo que ya es suficiente. El tema del Balón de Oro al final nos puede hacer daño", dijo ayer a sus jugadores tras el entrenamiento. Y es que durante esta concentración se está hablando mucho más de este premio que de los partidos de España. "No veo que haya mal ambiente por esto", decía Del Bosque tras el partido.

Pero lo cierto es que el tema incomoda. Uno de los señalados es Torres, por las declaraciones en LEquipe en las que denunciaba un trato mediático a favor de Casillas. El Niño confiesa que nada más enterarse de la noticia fue de inmediato a consultarla por Internet. Torres no niega la mayor, pero sí matiza. De todas formas, Casillas ha sido el primero en atajar, nunca mejor dicho, el tema. Iker bromea a diestro y siniestro con las palabras de su compañero. Pero Del Bosque prefiere que todo se acabe de inmediato, por si acaso.

Riera, permiso por paternidad

Las cuentas no cuadraban ayer. Faltaba un jugador. El entrenamiento comenzaba y en el típico corrillo de periodistas se arrojaban nombres. Hasta que se oyó el de Riera. El interior no se estaba ejercitando con el resto de sus compañeros. A los pocos minutos, el departamento de prensa lanzaba una versión oficial: Del Bosque había concedido por la noche el permiso pertinente al jugador para que se pudiera desplazar a Barcelona para asistir al nacimiento de su hijo. Riera ya dejó constancia al seleccionador del estado en el que se encontraba su mujer cuando se incorporó a la roja, tras la baja de Capel. Y Del Bosque se mostró comprensivo.

Uno de los primeros en felicitar a Riera al conocer que debía acudir de inmediato a Barcelona fue su compañero de equipo Xabi Alonso, que conoce muy bien esta situación y que en su día le supuso un duro enfrentamiento con su entrenador, Rafa Benítez. Alonso decidió no viajar a un partido de Liga de Campeones para acudir al nacimiento de su primer hijo y el entrenador se lo hizo pagar caro.

Tras el alumbramiento, Riera se desplazará directamente a Bruselas, donde el equipo nacional tiene previsto su llegada al mediodía.

Lo que todavía no queda claro es si el jugador podrá llegar a tiempo a la sesión preparatoria vespertina que ha dispuesto el seleccionador para hoy.