Lunes, 13 de Octubre de 2008

"Si puedo, ayudaré a Massa"

Alonso, el piloto que más puntos ha sumado en las últimas seis carreras, se confiesa en "una nube"

AGENCIAS ·13/10/2008 - 08:00h

reuters - Alonso cruza victorioso la línea de meta del circuito de Fuji.

Nuevo guiño a Ferrari y de paso, puyita a McLaren y a Hamilton. "Sí, sin duda, si puedo ayudar, ayudaré a Massa", confesó entre risas Fernando Alonso tras lograr en Fuji su vigésimo primera victoria en F1. Sus dos triunfos consecutivos en Singapur y Japón le convierten en inesperado candidato a juez de un Mundial que se ventila entre el inglés (89 puntos), Massa (79) y, desde ayer, Kubica (72).

Menos explícito se mostró al opinar sobre la última maniobra de Hamilton en carrera, cuando se le echó encima para evitar acabar la prueba doblado por el español. "Yo quería dar las tres últimas curvas despacito, sin meterme en muchos líos, y era mejor dejarle pasar para no correr ningún riesgo", se limitó a explicar Alonso.

Relato de la salida

"Ha sido una victoria importantísima para el equipo, importantísima para mí y la verdad es que estoy como en una nube", confesó el piloto asturiano. "En Singapur hubo un factor suerte decisivo con el coche de seguridad y con los favoritos teniendo problemas, como con el repostaje de Massa y ese tipo de cosas, pero aquí no hubo nada extraño, así que tengo un mejor sabor de boca que hace quince días", añadió.

Alonso no escatimó detalles sobre lo sucedido en la pista, sobre todo en la decisiva salida: "Salió bien el coche, muy bien, igual que los de delante. Y luego cuando llegamos a la primera curva fueron todos muy agresivos, creo yo. Hamilton y Raikkonen luchaban por la primera posición, Kovalainen también quería meterse en el ajo, Massa llegó desde atrás y quería frenar lo más tarde posible, y al final me encontré que se iban todos. Justo cuando iba a dar la curva, vi a Kubica que entraba también con las ruedas bloqueadas por dentro, tuve que maniobrar para evitarlo un poco y me adelantó, pero bueno, sabía que si teníamos que jugarnos la carrera con Kubica, ésa era nuestra mejor señal".

La versión del lance dada por el piloto polaco confirma la emoción de los primeros metros: "Mi salida ha sido muy buena aunque el embrague ha patinado un poco, Jarno Trulli me ha pasado en la recta y he decidido ir por la parte interior de la pista y frenar muy tarde. He bloqueado las dos ruedas delanteras, pero todo el mundo se ha ido fuera y he podido mantener la línea y en la segunda curva ya iba primero".

Sin tirar cohetes, el asturiano no puede ocultar un punto de optimismo cuando se refiere a las dos carreras que quedan, China y Brasil, antes de que el Mundial eche el cierre: "Ahora vamos a disfrutar. Si de verdad podemos estar otra vez entre los cuatro o cinco primeros, el podio está al alcance. Y todo puede pasar".

Alonso profundizó en el análisis de las dos citas postreras: "Son dos buenos circuitos. De hecho, yo tenía más ganas o esperanzas en China que en Japón, porque en Fuji veía esta recta, el último sector con estas curvas... y pensaba que cuando llegáramos a Shanghai, con un circuito tipo Barcelona, con curvas rápidas y entrelazadas, el coche iría mejor. Ahora, después de ganar aquí va a ser difícil mejorar porque ha ido muy bien".

Por supuesto, sigue sin dar pistas sobre su futuro, pero cada día que pasa parece más cercano el anuncio de su continuidad en Renault, sobre todo teniendo en cuenta que Alonso ha sumado más puntos que nadie desde el Gran Premio de Hungría disputado el 3 de agosto. "Si hubiésemos empezado el campeonato en Hungría, estaríamos en una mejor posición, pero el Mundial comenzó en Australia, allí no íbamos como teníamos que haber ido, y ahora toca disfrutar de estos buenos momentos de final de temporada y seguir trabajando", advirtió.

Menos, mucho menos contento estaba Raikkonen. "A pesar de que el tercer puesto haya sido el final de una serie de resultados negativos, estoy un poco desilusionado porque tenía la posibilidad de ganar", reconoció el finlandés. "He salido bien, pero en la primera curva los dos McLaren han llegado demasiado fuerte a la primera frenada, no he podido tomar la curva y me han obligado a salir fuera de la pista", añadió.