Domingo, 12 de Octubre de 2008

"No hay que descartar volver a la nuclear"

Joseph Tainter fue uno de los primeros científicos en hablar de "sostenibilidad"

SERGIO ROSSI ·12/10/2008 - 20:30h

Tainter es especialista en medio ambiente y sociedad.

El profesor Joseph Tainter está considerado como uno de los primeros científicos en utilizar el término "sostenibilidad" y aplicar sus teorías para dilucidar las causas del colapso de las civilizaciones. Antropólogo e historiador, Tainter dirige el Departamento de Medio Ambiente y Sociedad en la Universidad de Utah. En una reciente conferencia en Barcelona, ironizaba: "Hoy en día, hasta Condoleeza Rice opina que puede haber un cese del fuego sostenible en Oriente Medio". Las palabras "sostenible" o "ecología" se han ido desvirtuando y han perdido su significado original, afirma. 

En su visita a Barcelona, Tainter ha contactado con diferentes grupos de trabajo inmersos en la llamada economía ecológica y sostenibilidad del Institut de Ciència i tecnologia Ambientals de la Universitat Autònoma de Barcelona. "Saber qué energía puede ser más eficiente es una de las decisiones más trascendentales que tomaremos en el futuro", apunta Tainter.

«Puede que se necesite una catástrofe para ver lo insostenible»

Para calcular lo eficiente que puede ser un recurso energético, hay que preguntarse cuánto se gasta al obtenerlo y cuánto en aprovecharlo. Una manera de calcularlo es el EROEI, un índice que calcula la eficiencia energética según el rendimiento real y lo que cuesta ponerla en marcha. Por ejemplo, la energía hidroeléctrica suele tener un índice por lo general ventajoso, mientras que el petróleo tiene un índice cada vez más desfavorable.

A la pregunta de si la energía nuclear (que tiene un índice favorable) es o no una posible solución, contesta: "Soy de los que no descartan el retorno a esta energía", mientras defiende que sus ventajas respecto a los combustibles fósiles por extracción y contaminación hacen que deba abrirse el debate de nuevo.

En ocasiones, se llega a efectos contradictorios de lo que es y no es económico, energéticamente hablando. "Si usted tiene un todoterreno grande y lujoso, posiblemente lo saque menos del garaje respecto a un pequeño utilitario: consume una barbaridad y tenemos más miedo de que se nos pueda estropear o dañar. A veces, creamos cosas económicas que, sin embargo, si no están bien pensadas o gestionadas, pueden ser contraproducentes y llevarnos a consumir más energía", comenta.

Conservación de recursos

La eficiencia energética no es la única preocupación que debe tenerse en cuenta. "La conservación de los recursos no es suficiente para mantener una sociedad: no es consumir menos y ya está", asevera y sigue: "Aunque parezca contradictorio, la sostenibilidad puede significar un mayor uso de los recursos".

«La conservación no es suficiente para mantener la sociedad»

El economista introduce el concepto de complejidad y resolución de problemas a través de una serie de mecanismos que implican mayor burocracia, infraestructuras y tecnología. El hombre se enfrenta al reto de resolver el problema energético y ambiental, creando además cada vez más complejidad, lo que hace difícil tenerlo todo controlado. "El juego de la sostenibilidad se basa en la capacidad de resolver problemas, de adaptarse, pero hay que rehuir el exceso de intermediarios, de eslabones, de pasos burocráticos", explica Tainter.

Quizás tengamos, según su opinión, una fe demasiado ciega en la tecnología para resolver nuestros problemas futuros "y la tecnología requiere energía; de nuevo, hay que sopesar muy bien los pros y los contras de nuestras futuras decisiones respecto al cambio climático y las transformaciones que se nos vienen encima", añade.
Y, preocupado, añade: "Puede que necesitemos una pequeña catástrofe para darnos cuenta de lo insostenible de la situación".

La sostenibilidad, según el profesor, se trata de un concepto muy escurridizo: "La gente tiene tendencia a sostener aquello que conoce, lo que domina". Tainter considera que todavía falta mucho para conseguir ser objetivos: "La degradación es un concepto social, es muy complicado asignarle valores absolutos. Tendemos a tener una visión muy antropogénica, muy urbanita de la degradación", comenta.

Noticias Relacionadas