Domingo, 12 de Octubre de 2008

Defensa confirma el ataque contra tropas españolas en Afganistán

Ayer dos insurgentes murieron en un ataque contra tropas españolas y afganas que escoltaban un convoy del Programa Mundial de Alimentos 

EUROPA PRESS ·12/10/2008 - 17:41h

El Ministerio de Defensa ha confirmado hoy el ataque perpetrado ayer por la mañana por un grupo de insurgentes contra tropas españolas y afganas que escoltaban un convoy del Programa Mundial de Alimentos en la provincia de Badghis y ha asegurado que no tiene constancia oficial de si las dos bajas del grupo atacante se produjeron por los disparos del destacamento español o por los del Ejército Nacional Afgano.

Un portavoz del Departamento que dirige Carme Chacón explicó a Europa Press que el ataque se produjo ayer sábado contra el citado convoy cuando se encontraba en la zona este de Badghis escoltado por militares españoles pertenecientes al Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT), con sede en la capital de la región, Qala-I-Now. Las tropas españolas y afganas sufrieron un "hostigamiento" y respondieron al fuego, según la misma fuente, que señaló que los dos insurgentes murieron en "el intercambio" de disparos.

No hay constancia de qué ejército disparó 

Preguntado sobre la autoría de los disparos que causaron las dos bajas del lado afgano, el portavoz aseguró que Defensa no tiene notificación oficial sobre si los disparos fueron realizados por los efectivos españoles o los del Ejército Nacional Afgano y rechazó especificar el número de militares españoles que participaban en la escolta, así como el momento en que se produjeron los hechos.

La fuerza aliada en Afganistán condenó con dureza el atentado por el objetivo elegido por los insurgentes

La confirmación del ataque por parte del Ministerio de Defensa se produce 24 horas después de los hechos, de los cuales informó ayer sábado la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) con un comunicado titulado 'La ISAF defiende al Programa Mundial de Alimentos de un ataque, mata a dos insurgentes'. La fuerza de la OTAN señaló que el ataque se produjo la mañana del sábado y que los militares españoles defendieron el convoy y repelieron el ataque con fuego para avanzar hasta la posición de los insurgents.

Cuando llegaron al lugar desde el que se dirigió el ataque, los soldados de la ISAF encontraron "dos insurgentes muertos, cerca de seis motocicletas destruidas y algunas granadas autopropuladas". La fuerza aliada en Afganistán condenó con dureza el atentado por el objetivo elegido por los insurgentes. "Con su intento de detener el reparto de comida a los ciudadanos afganos más necesitados y su intento de confiscar su propiedad en la carretera, estos enemigos de Afganistán han demostrado su total desprecio por el pueblo al que aseguran servir", señaló.

España mantiene en Afganistán un contingente de más de 700 efectivos desplegados en el marco de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF). El grueso de las tropas, lideradas en esta rotación por la Brigada Paracaidista (BRIPAC) se encuentra desplegado al frente de la Base de Apoyo Avanzado de Herat y el Equipo de Reconstrucción Provincial de Badghis (PRT), en la zona occidental del país asiático.