Domingo, 12 de Octubre de 2008

La selección española de fútbol gana 3-0 a Estonia

Reuters ·12/10/2008 - 09:51h

La selección española de fútbol mantuvo el sábado su condición de invicta en el Grupo Cinco de clasificación para el Mundial, con una victoria 3-0 sobre Estonia.

El defensa Juanito metió un tiro libre en el minuto 34, antes de que David Villa marcase de penalti su cuarto gol de la competición.

Estonia amenazó brevemente a mitad del segundo tiempo, pero luego Carles Puyol anotó el tercer tanto de España en el minuto 69.

La victoria eleva a 26 los partidos que lleva sin perder la selección dirigida por Vicente del Bosque. Suman nueve puntos después de tres partidos, y están dos por delante de Bélgica, segunda de su grupo y el equipo al que visitan el miércoles.

"España ha hecho lo que tenía que hacer, pero no ha sido un partido fácil. Estonia ha sido un rival duro, como esperábamos, especialmente en el primer tiempo", dijo Del Bosque.

Pese a toda la presión que hizo "la roja" al inicio del partido, fueron los anfitriones los que provocaron la primera situación de peligro en el minuto 15, cuando el delantero Vladimir Voskoboinikov salió disparado del centro sólo para quedar derrotado en su uno contra uno frente a Iker Casillas.

FILAS COMPACTAS

Después Xavi empezó a encontrarse cómodo con sus pases, colocando dos veces a Fernando Torres en el lugar adecuado, antes de que España lograra pasar las compactas filas de Estonia.

El primer tanto fue un tiro libre de Juanito, que el guardameta Pavel Londak no pudo hacer nada por detener y que se coló por la esquina del arco.

Unos tres minutos después, Alo Berngrub empujó a Torres y Villa envió el penalti a la red sin problemas.

España aflojó el ritmo a mitad del segundo tiempo y Estonia, que en su último partido fuera de casa quedó demolida 7-0 ante Bosnia, estuvo a punto de marcar cuando Konstantin Vassiljev obligó a Casillas a hacer una parada casi a quemarropa.

Un minuto después Voskoboinikov envió un balón fuera del arco tras recibir un pobre pase y rodear al portero español.

Puyol marcó entonces el tercer gol, enviándolo desde cerca después de que el cabezazo de Torres rebotase contra el poste.