Domingo, 12 de Octubre de 2008

Rubalcaba dice al PP que "esta crisis es demasiado seria como para andar a la greña"

EFE ·12/10/2008 - 14:01h

EFE - El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha pedido hoy al PP que se comporte ante la actual situación económica como lo están haciendo la oposición británica, francesa y estadounidense, porque "esta crisis es demasiado seria como para que andemos a la greña".

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha pedido hoy al PP que se comporte ante la actual situación económica como lo están haciendo la oposición británica, francesa y estadounidense con sus respectivos gobiernos, porque "esta crisis es demasiado seria como para que andemos a la greña".

En una entrevista en RNE en Cantabria, en la que ha participado EFE, Pérez Rubalcaba ha invitado al PP a que "escuche a la gente de la calle" y compruebe que quiere que sus políticos "se unan", porque "en este momento tiene temor" por el alcance de la crisis mundial.

El ministro del Interior sostiene que si la oposición española escuchara a la gente apoyaría al Gobierno en esta coyuntura como lo están haciendo los conservadores británicos con Gordon Brown, los socialistas franceses con Nicolas Sarkozy o el candidato demócrata estadounidense, Barack Obama, en plena campaña, con George W. Bush.

"Nuestra voluntad es sumar. Esta crisis es demasiado importante, desgraciadamente demasiado profunda, demasiado seria como para que andemos a la greña", ha sentenciado.

Pérez Rubalcaba ha confiado en que finalmente se produzca una reunión entre el presidente del Gobierno y el presidente del PP para hablar de esta situación, porque considera que las medidas que se están tomando para paliar la crisis no sólo deben ser discutidas en el Parlamento, sino que además "merecen una conversación cara a cara" entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

El ministro del Interior mantiene que las medidas aprobadas hasta este momento han sido "bien valoradas fuera", porque adaptan a España "lo que han hecho otros países del mundo", recogiendo la situación "peculiar" que España tiene en este momento frente a otras economías, al contar con "un sólido sistema financiero y unas cuentas públicas saneadas".