Domingo, 12 de Octubre de 2008

Entrenamiento de recuperación para España sin Riera

EFE ·12/10/2008 - 13:56h

EFE - Una imagen del partido disputado ayer entre España y Estonia, correspondiente a la fase de clasificación para el Mundial 2010.

La selección española completó un entrenamiento de recuperación unas horas después de firmar en Estonia su tercer triunfo consecutivo de la fase de clasificación al Mundial 2010, en una sesión que no contó con la presencia de Albert Riera que acudió a España al nacimiento de su hijo.

España se ejercitó once horas después de derrotar a Estonia (0-3), en los campos de entrenamiento junto al estadio Le Coq Arena. Fue una sesión de recuperación para titulares y marcada por la presencia del balón para los suplentes.

Las buenas noticias para el seleccionador Vicente Del Bosque llegan desde la enfermería. Ninguno de los jugadores 'tocados' antes de enfrentarse a Estonia tendrán problemas para volver a jugar el miércoles en Bélgica, según confirmaron los médicos de la 'roja'.

El seleccionador cuidó a Sergio Ramos, el que más justo llegaba por sus problemas de abductores. Como estaba previsto jugó 54 minutos y se retiró del campo cuando España ya ganaba por dos goles de diferencia.

Andrés Iniesta, que recibió un fuerte golpe en su rodilla tocada, disputó 78 minutos. Y Santi Cazorla completó con normalidad todo el encuentro sin resentirse de sus problemas en la tibia. Además, Carles Puyol, el único jugador que estaba apercibido de sanción no recibió ninguna cartulina y podrá jugar en Bélgica.

El internacional español que más sufrió la dureza de Estonia fue Fernando Torres. Tiene molestias por alguna patada y algo sobrecargados los isquiosuriales de su pierna derecha, pero tampoco tendrá problema para jugar el cuarto partido de clasificación al Mundial de Sudáfrica.

Durante media hora los titulares de ayer estiraron piernas con una suave carrera continua y los músculos con ejercicios de estiramientos. Mientras, los suplentes tuvieron más carga de trabajo, durante setenta minutos, en los que un partido en reducidas dimensiones y el ensayo de centros y remates marcaron la pauta.