Domingo, 12 de Octubre de 2008

Para Ocaña, los actuales momentos de pánico no se corresponden con la realidad

EFE ·12/10/2008 - 12:56h

EFE - El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, considera, en una entrevista concedida a EFE, que la actual situación de "pánico", que está propiciando la huida de los inversores y el desplome de las bolsas de todo el mundo, no se corresponde con la situación real y no refleja el valor de las empresas.

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, considera que la actual situación de "pánico", que está propiciando la huida de los inversores y el desplome de las bolsas de todo el mundo, no se corresponde con la situación real porque no refleja el valor de las empresas.

En una entrevista concedida a Efe, Ocaña también se refirió a los posibles apoyos con los que contarán los Presupuestos Generales del Estado para 2009 y mostró su confianza en llegar a un acuerdo con el PNV y con el BNG.

En su análisis de la situación financiera, Ocaña admitió que "nadie" sabe cuando se va producir el "rebote" que hará recuperarse a los mercados, aunque a su juicio esta situación "no puede durar mucho" ya que no refleja "el valor intrínseco de las empresas", sino "posiciones especulativas a la baja" que son consecuencia del "pánico".

El secretario de Estado se refirió así a la reacción que las bolsas de todo el mundo han tenido esta semana, que no lograron recuperarse -la de Madrid cerró el viernes con la caída más grande de su historia- tras las medidas combinadas de gobiernos y autoridades monetarias para paliar la crisis financiera.

El pasado miércoles hubo una acción conjunta de la Reserva Federal de EEUU, el Banco Central Europeo (BCE) y otros bancos centrales de Europa y América del Norte, en la que acordaron, por primera vez en la historia, bajadas simultáneas de medio punto en los tipos de interés para hacer frente a la crisis financiera.

Según Ocaña, esta decisión junto con el descenso del precio del petróleo, que actualmente se sitúa en el entorno de los 80 dólares el barril frente a los más de 140 dólares que ha registrado en los últimos meses, tendrán un efecto positivo sobre la economía española.

Así, explicó que la reducción de los tipos y el abaratamiento del petróleo harán que los ciudadanos y las empresas dispongan de más dinero que podrán gastar en otras cosas y permitirá impulsar el consumo, lo que indica que "por una vía indirecta, pero muy potente, se da más margen para consumir y para que haya más actividad económica".

El secretario de Estado reconoció que España tendrá un crecimiento económico "muy limitado" el próximo año, con una situación cercana al estancamiento, a pesar de que su aumento potencial del PIB está entre el 2,5 ó 3 por ciento.

Añadió que pese a que el crecimiento español se situará muy por debajo de sus posibilidades no se deteriorará tanto como augura el FMI, que calcula que la economía española registrará una caída del 0,2 por ciento en 2009.

En la entrevista con Efe, Ocaña insistió en que el Gobierno confía en lograr los apoyos necesarios para aprobar los Presupuestos del año que viene.

A este respecto consideró que hay margen para negociar las reclamaciones de uno de los partidos que podría apoyar estas cuentas, el PNV, que ha condicionado su voto a la obtención de una partida para financiar las políticas activas de empleo que tiene transferidas y reclama las competencias en I+D+i.

Ocaña señaló que las políticas de empleo están traspasadas en toda España, salvo en el País Vasco, y resaltó que "la discusión está en ver si su financiación se hace a través del cupo o mediante una transferencia que se realice directamente desde el Estado".

El secretario de Estado subrayó que "el principio de caja única en la Seguridad Social es algo que hay que mantener sin ningún tipo de dudas".

En cambio, admitió que en políticas de investigación y desarrollo hay "más margen" y añadió que el Gobierno está abierto a negociar un traspaso de la competencia".

Sobre el posible apoyo del BNG a las cuentas del Estado, Ocaña aseguró que el tratamiento que dan los Presupuestos a esta formación es "más que adecuada", por lo que destacó que no ve "razones objetivas para no llegar a un acuerdo como otros años".

Asimismo, antes de conocer que UPN se abstendrá en la votación de los Presupuestos, Ocaña señaló que sería magnífico que esta formación apoyara o por lo menos no rechazara el proyecto del Gobierno.