Domingo, 12 de Octubre de 2008

Los científicos chinos completan la secuencia del genoma del oso panda gigante

EFE ·12/10/2008 - 08:35h

EFE - Un grupo de científicos chinos de la ciudad de Shenzhen (sur) consiguió descifrar la secuencia completa del genoma de los osos panda gigantes.

Un grupo de científicos chinos de la ciudad de Shenzhen (sur) consiguió descifrar la secuencia completa del genoma de los osos panda gigantes, según publicó hoy el periódico oficial "Diario del Pueblo".

Con este hallazgo, los científicos confían en poder desentrañar cuestiones como la razón por la cual los pandas comen bambú o por qué tienen círculos negros alrededor de los ojos.

"Con la secuencia del genoma, hemos conseguido un base para entender mas a fondo esta especie", declaró el doctor Wang Jun, investigador de la sede en Shenzhen del Instituto Genético de Pekín, una de las instituciones científicas punteras del país.

De momento, los descubridores ya pudieron determinar que la cadena de ADN del panda tiene similitudes con la de los perros y la de los humanos.

Asimismo, las primeras investigaciones sugieren que los pandas gigantes, una de las especies en más grave peligro de extinción del mundo, pueden ser una subespecie del oso negro asiático u oso lunar.

Los científicos también confían en poder descubrir la razón de la baja actividad reproductiva de los osos panda gigantes.

"Hemos acumulado una cantidad tan grande de información que, si juntáramos toda la secuencia genética en un sólo libro, su altura sería la de un edificio de más de 380 metros", explicó Wang.

Jing Jing, una hembra de tres años de la base científica de Chengdu (provincia de Sichuan, suroeste), fue el ejemplar escogido para secuenciar la información genética de la especie.

No es la primera vez que Jing Jing se hace famosa, ya que curiosamente también fue el modelo de panda en el que se basó la organización de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 para diseñar una de las cinco mascotas del evento.

Esta iniciativa, denominada "Proyecto Internacional del Genoma del Panda Gigante", empezó a trabajar el pasado mes de marzo con la participación de investigadores de China, Gran Bretaña, Estados Unidos, Dinamarca y Canadá.