Sábado, 11 de Octubre de 2008

"Me empadroné en Oviedo para ser tratada"

Jana Quintanilla ha tenido que salir de Castilla y León para hormonarse

MARTA HUALDE ·11/10/2008 - 22:54h

GABRIEL PECOT - Momento de la manifestación ayer en Madrid.

Jana Quintanilla está molesta con la Junta de Castilla y León por "ignorar" a los transexuales. "Soy de León, una de las regiones más reacias a estos tratamientos", afirma esta transexual.

La presión del pueblo leonés en el que se crió, "con creencias muy religiosas", le pesó demasiado. Quiso superar su condición sexual y se le ocurrió casarse y tener dos hijos. Su pareja comenzó a notar algo, "cosas no habituales en un chico", pero solo hace un mes que se separaron.

"Todavía vivimos juntas", dice Jana. Fue ella la que le empujó a ir al psicólogo, al que ya visita desde hace dos años. Sus padres, hijos y alguno de sus siete hermanos no le entienden.

A mitad de la terapia, Jana le dijo a su psicóloga que quería hormonarse. Le tocó una médico joven que le contó que la Junta de Castilla y León no financia el tratamiento hormonal. Entonces, Jana contactó con Xega, una asociación de gays en Asturias. La solución fue empadronarse en Oviedo para recibir allí el tratamiento hormonal.

Comenzó a hormonarse en agosto de 2007. El próximo paso será cambiar el DNI, que ya cuenta con la aprobación judicial. En un futuro, quiere operarse. Pero no desea irse a otra comunidad autónoma. "No veo el día", concluye.

Noticias Relacionadas