Sábado, 11 de Octubre de 2008

Reino Unido e Islandia inician su negociación entre tensiones

Reuters ·11/10/2008 - 15:43h

Las conversaciones entre el Reino Unido e Islandia sobre el destino de unos depósitos británicos por valor de 1.730 millones de dólares (1.300 millones de euros) atrapados en los bancos islandeses comenzaron el sábado en medio de una tensión creciente entre ambos países.

Una portavoz del Gobierno islandés dijo que las negociaciones se prolongarían durante el fin de semana, pero no dio más detalles.

Las relaciones entre los dos estados se han deteriorado en la última semana hasta un nivel inaudito desde las "guerras del bacalao" de los 70, cuando se enfrentaron por los derechos de pesca del bacalao en Islandia. En esta ocasión, las diferencias comenzaron cuando la crisis financiera de la isla atlántica arrastró a depositarios e inversores europeos.

Reino Unido ha dicho que considera inaceptable el comportamiento de las autoridades islandesas y que está preparado para tomar acciones legales para recuperar los fondos británicos congelados.

El primer ministro, Geir Haarde, ha definido las críticas de su homólogo británico, Gordon Brown, como "desconcertantes (...) y no de mucha ayuda". El sábado se le citó diciendo que Islandia consideraría seriamente emprender acciones legales contra Reino Unido.

"Las acciones británicas, acompañadas con comentarios realizados por el primer ministro británico, con el que en realidad tengo una buena relación, pueden interpretarse fácilmente como un ataque a los intereses de la nación islandesa", dijo Haarde al diario Morgunbladid.

La Asociación británica de Gobiernos Locales estima que 108 autoridades británicas tienen 750 millones de libras (unos 952 millones de euros) invertidas en bancos islandeses. También el cuerpo de policía de Londres, su red de transportes y organizaciones benéficas de todo el país tienen inversiones con ellos.

Haarde dijo el viernes que la delegación británica incluiría a personas del Tesoro, el Banco de Inglaterra, la Autoridad de Supervisión Financiera, la Autoridad de Servicios Financieros y el Proyecto de Servicios Financieros de Compensación.

Por su parte, Islandia ha anunciado que el sábado se espera la llegada de representantes de los Países Bajos para tratar sobre los fondos holandeses congelados en los bancos islandeses.

El primer ministro holandés, Jan Peter Balkenende, dijo el viernes que aún no había entrado en contacto con Haarde, según medios.