Sábado, 11 de Octubre de 2008

Jörg Haider muere en un accidente de tráfico

Reuters ·11/10/2008 - 15:38h

El líder de la extrema derecha austriaca Jörg Haider, un populista carismático que ayudó a impulsar las políticas antiinmigración en Europa, murió el sábado en un accidente de tráfico cerca de su casa en Klagenfurt.

Haider, de 58 años, que lideró a la extrema derecha en un gobierno de coalición entre 2000 y 2006, fue noticia en todo el mundo y recibió críticas internacionales por sus declaraciones contra los inmigrantes y por su aparente cercanía con las ideas nazis.

El mes pasado, tras años de retirada en la política de provincias, ayudó a diseñar un resurgimiento de la extrema derecha austriaca hasta conseguir el 30% de los votos en unas elecciones parlamentarias.

Su portavoz Stefan Petzner dijo que Haider, que era gobernador de la provincia de Carintia, se dirigía a su casa en el campo cerca de Klagenfurt el sábado por la mañana para una reunión familiar para celebrar el 90 cumpleaños de su madre cuando ocurrió el accidente.

El coche oficial que conducía derrapó cuando adelantaba a otro vehículo. Su coche impactó contra un muro de cemento y dio varias vueltas, según la policía.

Haider fue declarado muerto a su llegada al hospital.

"Esto es para nosotros como el fin del mundo", dijo el portavoz. "El no era sólo mi jefe sino mi mejor amigo".

Haider, que nació en 1950 y ha estado metido en política desde su juventud, se dedica completamente a ella desde 1977 como miembro del derechista Partido de la Libertad.

El político recibió fuertes críticas cuando el Partido por la Libertad formó una coalición de Gobierno con el conservador Partido Popular en 2000, lo que motivó incluso sanciones europeas.

El acuerdo fracasó, lo que llevó a unas elecciones anticipadas en 2002 en las que el Partido de la Libertad sufrió una gran derrota.

Después de luchas internas en el Partido de la Libertad, Haider se separó de la agrupación y formó la Alianza para el Futuro de Austria en 2005. Su nuevo partido superó apenas el umbral del 4 por ciento para acceder al Parlamento en las elecciones de 2006.

Haider basó su campaña en su oposición a la inmigración y era conocido por sus frecuentes errores verbales.

También fue muy criticado por reunirse con el presidente iraquí Sadam Husein en 2002, que según dijo fue "únicamente por un tema humanitario".

El padre de Haider fue miembro de las tropas de asalto de Adolf Hitler, las llamadas camisas pardas. Su madre fue una profesora que participó como líder de las Juventudes Hitlerianas.