Sábado, 11 de Octubre de 2008

Comienza la aventura más grande

El rey da la salida en Alicante a la Vuelta al Mundo a vela. La primera parada de los ocho veleros participantes será Ciudad del Cabo 

AGENCIAS ·11/10/2008 - 16:54h

Algunos de los veleros participantes se disponen a tomar la salida de la décima edición de la vuelta al mundo de vela. EFE

El Rey don Juan Carlos, acompañado por la Reina doña Sofia y las Infantas Elena y Cristina, fue el encargado de dar la salida oficial a la décima edición de la Vuelta al Mundo a vela, cuya primera etapa sale hoy desde Alicante con destino a Sudáfrica, cubriendo un total de 6.500 millas náuticas.

A las 11.15 de la mañana, las tripulaciones de los ocho equipos ya esperaban ansiosos en el pantanal del puerto alicantino la presencia de los miembros de la Familia Real, que se acercaron a saludar uno por uno a las tripulaciones españolas, despidiéndoles y deseando una buena navegación en esta dura travesía que les llevará nueve meses hasta llegar al final en San Petersburgo.

La Familia Real arropa a los participantes antes de poner rumbo a Sudáfrica 

Momentos emotivos los previos al embarque y vividos en el pantalán donde los regatistas se despedían de sus mujeres, hijos y amigos, mientras que los Reyes dialogaban con los navegantes de los equipos españoles y las Infantas, madrinas de los barcos nacionales, intercmbiaban opiniones con Fernando Echávarri, Xabi Fernández y Pepe Ribes, entre otros. "Es un poco duro despedirse de la familia, pero necesitamos ya irnos", aseguraba Ribes, mientras que Iker Martínez reconocía que ya estaba acostumbrado a estas situaciones: "Es duro, pero tenemos ya ganas de navegar así que estamos relativaente contentos".

Tras la bendición de las embarcaciones y de los regatistas, Don Juan Carlos, como hiciera hace tres años en Sanxenxo, se hizo a la mar embarcando en último lugar en el 'Telefónica azul', líder provisional de la competición tras la regata costera del pasado sábado y que está patroneado por Bouwe Bekking, para posteriormente trasladarse a la fragata Navarra de la Armada Española y ya en alta mar realizar el protocolario 'cañonazo' de salida de la Vuelta al Mundo a las 14.00 horas.

En el acto, además, estuvieron presentes la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega; el presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps y el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, entre otros. Además, la patrulla Aguila puso color a los grises cielos con una exhibición aérea cuando las embarcaciones salían del puerto.

El 'Ericsson 4', primero en partir

Alicante amaneció gris, con amenaza de lluvia y con bastante viento, por lo que las tripulaciones de los equipos se despedían de tierra y empezaban a notar la dureza de esta competición que partió este mediodía, y que les llevará a estar cerca de 23 días en alta mar hasta volver a tocar tierra en su llegada el 3 de noviembre a Ciudad del Cabo, pasando antes por la meta volante de Fernando de Norohna (Brasil).

El 'cañonazo' de salida fue el inicio oficial de esta dura competición, que ya tuvo su prólogo con la regata costera en el puerto alicantino donde se situó como líder el 'Telefónica azul', patroneado por Bouwe Bekking e Iker Martínez, mientras que el otro barco español, el 'Telefónica negro' de Fernando Echávarri, concluyó segundo tras las dos mangas de la primera regata 'inshore' de la prueba.

Sin embargo, el 'Ericsson 4', patroneado por Torben Grael, cinco veces medallista olímpico, demostró su pericia en la salida y tomó la posición privilegiada que le permitió dominar el primer tramo con claridad, seguido del 'Puma' y del 'Ericsson 3' y tras ellos los dos españoles emparejados, seguidos del 'Team Rusia', 'Green Dragon' y 'Delta Lloyd'.

Con la salida de hoy, los ocho barcos, que representan a seis países en esta edición, abandonan ya Alicante para poner rumbo hacia el sur, donde la flota deber vencer los caprichos otoñales del Mediterráneo y del siempre complicado Estrecho de Gibraltar.

Esta será la segunda etapa más larga de esta edición, con un total de 6.500 millas (12.000 kilómetros). Al salir al Atlántico navegarán con los alisios y con el propósito de alcanzar el punto más estrecho para poder cruzar los Doldrums (o Zona de Calmas Ecuatoriales), huir de vuelta a los alisios del Sudeste y bajar por la costa de Brasil sorteando el anticiclón tropical y el de Santa Helena (o del Atlántico Sur). La flota se apresurará al Sur para intentar ser los primeros en alcanzar el viento del Oeste, siguiendo el rastro de tormentas del hemisferio Sur, antes de retomar rumbo Este hacia Ciudad del Cabo.