Sábado, 11 de Octubre de 2008

Ocho equipos con tripulantes de 21 nacionalidades preparan una travesía de 9 meses

EFE ·11/10/2008 - 13:35h

EFE - El presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps (c); junto a la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo (d); y el director de la Volvo Ocean Race, Knut Forstad (i); muestran el trofeo que se llevará el ganador de la competición que parte hoy desde el puerto de Alicante.

Ocho equipos con tripulantes de veintiuna nacionalidades diferentes zarpan hoy desde el Puerto de Alicante en la salida de la décima edición de la Vuelta al mundo de Vela que durante nueve meses llevará a cabo un travesía de más de 68.500 kilómetros por todo el mundo.

En este tiempo, la Vuelta al Mundo, que parte de Alicante y tiene previsto concluir en San Petersburgo el 27 de junio de 2009, llevará a la "vida extrema", como reza el eslogan de la regata, por mares, océanos y cabos para llegar a Ciudad del Cabo, Kochi, Singapur, Qingdao, Río de Janeiro, Boston, Galway, Gotemburgo y Estocolmo.

Nueva Zelanda, España y Gran Bretaña son los países que tendrán más representación con catorce, doce y diez regatistas, respectivamente, aunque también habrá tripulantes de Australia, Suecia, Noruega, Holanda, Estados Unidos, Irlanda, Bélgica, Brasil, Finlandia, China, Dinamarca, Francia, Alemania, Austria, Ucrania, Sudáfrica, Argentina e Italia.

Navegantes expertos en esta regata transoceánica combinarán sus conocimientos con otros regatistas, consolidados y laureados pero que debutan en esta competición, en la que se requerirá su habilidad, su resistencia y su espíritu más competitivo día y noche, durante el mes que puede llegar a durar alguna de las etapas.

Cada tripulante realizará diferentes labores a bordo de la embarcación y habrá dos regatistas con conocimiento de medicina, un velero, un ingeniero y un encargado de comunicación y prensa.

Durante la regata, los tripulantes no comerán comida fresca y se alimentarán con productos liofilizados y vivirán condiciones térmicas extremas, ya que podrán pasar de los cinco grados centígrados bajo cero a más de cuarenta.

Los once tripulantes de cada velero confiarán su vida al patrón y a su propia embarcación y sufrirán los problemas de sueño, obligados por el hecho de tener que dormir turnos de apenas tres horas día y noche.

La presencia de los dos equipos Ericsson, el Internacional al mando del brasileño seis veces medalla olímpica Torben Grael y el Nórdico, con el sueco Anders Lewander como patrón de una tripulación más joven, da cierto protagonismo al equipo sueco, que con un barco resultado de la culminación de un proyecto de cuatro años diseñado por Juan Kouyoumdjian, es uno de los favoritos al triunfo.

También se apuntan al papel de favoritos, las dos embarcaciones del equipo Telefónica que dirige el regatista gallego Pedro Campos, el Azul y el Negro, patroneados por Bouwe Bekking y el campeón olímpico Fernando Echávarri, respectivamente.

Los españoles quieren resarcirse del hundimiento que sufrieron en la pasada edición y con dos barcos diseñados por Farr Yatch y con una experimentada tripulación confían en ser los primeros en llegar a San Petersburgo.

En la terna de los aspirantes al triunfo final también está el equipo estadounidense Puma Ocean Racing, patroneado por Ken Read, mientras que el Team Russian, que presenta un barco con un diseño radical llamado 'ballena asesina' y se apunta a la lucha para salvar a las orcas, está patroneado por el austríaco Andreas Hanakamp y cuenta en su tripulación con el veterano en regatas vuelta al mundo, el español Guillermo Altadill.